Kim Clijsters
Garbiñe Muguruza
1 Set 2 Set 3 Set
2 6 -
6 7 -

TENIS | DUBÁI

Muguruza sobrevive al digno regreso de Kim Clijsters

Muguruza venció en dos sets a la belga Clijsters, ganadora de cuatro Grand Slams y ex númer uno, y se enfrentará en segunda ronda a Kudermetova o Yastremska.

La carrera de Garbiñe Muguruza no está para bromas y por eso la española no se anduvo este lunes con zarandajas en el regreso de la veterana Kim Clijsters (36), que jugó su primer partido en más de siete años después de dos retiradas, la primera entre 2007 y 2009, y la segunda en 2012. La seriedad de una y la abierta sonrisa de la otra en la foto de presentación mostraron claramente cómo afrontaban el duelo. Garbiñe venció en dos sets (6-2 y 7-6 (6) en 97 minutos) a la belga, ganadora de cuatro Grand Slams (41 títulos en total) y ex número uno del mundo, y pasó a la segunda ronda del Premier WTA de Dubái. El miércoles se enfrentará a la rusa Kudermetova o la ucraniana Yastremska.

Pudo haber paliza, pero los errores de Muguruza (21 en total) le impidieron cerrar la victoria con mayor contundencia. Clijsters, que conserva el buen golpeo, la habilidad para sacar y la inteligencia tenística que le convirtieron en una de las grandes de su mejor época, jugó con mucho orgullo, pero la diferencia física entre ambas es grande a favor de la reciente finalista del Open de Australia. Con cierto sobrepeso, a Kim le costó, más al principio, moverse en la pista para responder a los ataques de su rival, centrada y ágil en este inicio de temporada. Intentó contrarrestar esta carencia con envíos angulados, sobre todo de revés, y bolas con mucho giro, pero no fue suficiente. Para ella aún es pronto. Le falta rodaje para ser competitiva. Su último partido lo había jugado el 29 de agosto de 2012, en el US Open con derrota ante la británica Laura Robson.

En el segundo set, cuando lo normal es que el cansancio le hubiera pasado factura, Clijsters se soltó, tiró de categoría y rompió dos veces el saque de Garbiñe, que había abierto el parcial con un 3-0 y se desconectó. Afortunadamente para ella, al final apretó los dientes, pisó el acelerador y con el público jaleando a su oponente pudo abrochar el triunfo en un desempate que cerró con un saque directo (acumula 94 esta temporada). Así solventó su primer enfrentamiento ante una leyenda en activo que nunca había jugado en Dubái. Muguruza aumentó así su récord contra ganadoras de Grand Slams, que ahora está en un notable 21-10 desde que ganó el título en Roland Garros 2016.

"Estoy contenta de haber sido la primera rival de Clijsters"

"Estoy muy feliz por este partido especial. Ella volvía y es una jugadora increíble, así que no sabía cómo iba a ir", dijo Muguruza tras el encuentro. "Estoy contenta de haber sido su primera rival y me lo ha puesto duro. Creo que está muy bien que una tenista que jugó fenomenal, vuelva a hacerlo igual ahora, así que esperaba un duelo duro", continuó para alabar a la belga, que le plantó cara en la segunda manga: "Sabía que habría momentos difíciles, que tenía que estar calmada, hacer mi juego y esperar que me fuera bien". Garbiñe concluyó su entrevista en loa cancha con un balance positivo de lo que va de campaña: "Estoy contenta con mi inicio de temporada, está siendo increíble. Ahora tengo que jugar más partidos y mantener este nivel".