TENIS | COPA FEDERACIÓN

Anabel Medina: "Espero contar con Muguruza en Budapest"

Anabel Medina (Torrent, 37 años) es la capitana de España. Tras el 3-1 a Japón en La Manga, dirigirá a la Selección en las novedosas finales de Copa Federación.

Anabel Medina: "Espero contar con Muguruza en Budapest"
Marcial Guillén EFE

-¿Se esperaba un fin de semana tan redondo?

-Íbamos preparadas para competir cinco puntos, a la pelea. Sabíamos que Japón era un equipo duro, con Naomi Osaka, número diez del mundo, ex número uno y ganadora de Grand Slams. Pero las chicas estuvieron muy bien y el punto de Sara Sorribes el primer día contra Osaka nos dio mucha tranquilidad.

-Advirtió que tenía un grupo muy unido. ¿Esa es la clave?

-En los dos últimos años ha habido movimientos en el equipo, han variado jugadoras y parte de mi trabajo era conseguir esa unión, que se sientan cómodas. La relación entre todas es muy buena y el buen rollo redunda en el bien del equipo. El ambiente ayuda mucho al rendimiento en la pista.

-Carla Suárez está ante su último año. ¿Cómo la encontró?

-Está muy tranquila, jugando muy bien. Tiene claros sus objetivos. Como capitana, a mí me da mucha seguridad porque sabes que va a rendir en todos los puntos, que es peligrosa y puede ganar a cualquiera. De cara al resto de compañeras, aporta un valor añadido.

-Decía Carla en una entrevista que una de sus ilusiones es ganar la Copa Federación, que en algún momento les ha faltado compromiso pero que hay equipo para lograrlo. ¿De acuerdo?

-Así lo ha transmitido. Cuando está jugando por España disfruta, porque cambias el chip de jugar por ti a jugar por tu país. Está muy involucrada y siempre ha dicho que le gustaría ser campeona. Lo bueno es que el abanico de jugadoras de que disponemos es muy amplio y los resultados están ahí: de cinco últimas eliminatorias hemos ganado cuatro. El equipo es muy polivalente y eso hace a España peligrosa.

-Esta eliminatoria les ha fallado Garbiñe Muguruza. ¿Por qué no quiso acudir?

-Garbiñe siempre ha estado muy predispuesta a estar en el equipo, como demostró anteriormente. Participó en una eliminatoria muy importante contra Paraguay para mantenernos en el segundo grupo mundial y no descender en 2018. Y el año pasado en Bélgica, donde logramos el ascenso… Esta vez, por circunstancias, no ha podido estar pero ha demostrado que le gusta la competición y seguro que en otras ocasiones contaremos con ella.

-¿Estará en las Finales?

-Siempre hay que tenerla en cuenta. Es la número uno de España y como capitana es una tenista que me gustaría que estuviera en el equipo porque nos hace más fuertes. Espero que esté en Budapest. Poco a poco, trabajaremos en ello.

-¿Qué argumentos tiene para convencerla?

-Que puede ser campeona del mundo, un objetivo común, en equipo, representando a tu país… Los argumentos son bonitos.

-Usted estuvo colaborando con ella al final de la temporada pasada. ¿Qué le pasaba y qué ha encontrado ahora?

-La ruptura con un entrenador, cuando llevas tanto tiempo, es muy difícil y más a mitad de temporada. Necesitaba un tiempo de adaptación. Acabó el año sintiéndose ya bien aunque los resultados no lo reflejaran. Se ha demostrado en el Open de Australia. Con su unión con Conchita ha vuelto a explotar el nivel que sabíamos que tenía, para ganar Grand Slams.

-¿Qué le parece el cambio de la Copa Federación, este formato de finales?

-La fecha es buena. La Federación Internacional lo ha estudiado bien: en tierra y en pista cubierta, justo antes de que empiece una gira en esas condiciones. El formato habrá que verlo, aunque tenemos la referencia de la Davis. Será muy exigente física y mentalmente, no tiene que ver con lo que hemos conocido. Serían cuatro eliminatorias en seis días, con dos días de descanso y a tres puntos.

-Se jugará en tierra batida. Esa es una ventaja…

-A España siempre hay que tenerla en cuenta en tierra, porque en esta superficie hemos conseguido cosas importantes.

-En esta superficie y con Muguruza, ¿habría que situar a España entre las favoritas?

-Sí, mi objetivo personal desde comencé como capitana ha sido el de luchar por una Copa Federación. Tenemos potencial y jugar en tierra nos posiciona mejor. Hay que tenernos en cuenta, aunque no seremos locales y eso es un puntito en contra.

-En la Davis, al final, estuvieron casi todas las estrellas. ¿Cree que será igual en Budapest?

-Sí, porque en los últimos años casi todas las jugadoras importantes han estado involucradas y Budapest va a ser una experiencia bonita. Así que creo que las veremos.

-¿Tenistas como Sara Sorribes, Aliona Bolsova o Paula Badosa pueden dar el salto de luchar por victorias en torneos?

-Son jóvenes y con mucho nivel, a las que se les ve destellos de calidad. Y por eso pueden formar parte del equipo. Tienen talento y están buscando dar ese salto de calidad. Sara ya hizo final en un Internacional, Aliona llegó a octavos en Roland Garros y Paula ha hecho un buen papel en Australia contra Kvitova. Van madurando y van a dar buenos resultados.

-Este año hay Juegos Olímpicos. ¿Qué significan para usted que tiene una plata?

-Para mí fue lo máximo, lo mejor de mi carrera deportiva. Después de cuatro Juegos como jugadora, iré como capitana y significa cerrar el círculo. Era un objetivo. Me hace mucha ilusión y espero que podamos llevar al máximo: cuatro individuales y dos doblistas. Al igual que en la Fed Cup deben tenernos en cuenta, en los Juegos también porque históricamente hemos cosechado medallas.

-¿Ha hablado de ello con Garbiñe y con Carla? ¿Las ve formando un dobles?

-No hemos abordado el tema, pero no lo descarto. Si jugasen juntas, serían opción de medalla porque en 2016 estuvieron cerquita de pasar a semifinales y les gusta la competición.

ESTE MARTES, SORTEO DEL CUADRO

Este martes, en Budapest, tendrá lugar el sorteo de las Finales (14-19 abril). Cuatro grupos con tres selecciones, de los cuales las primeras pasarán a semifinales. Cada día se jugarán dos individuales y un dobles, como en la Davis.

Clasificados: Francia, EE UU, Bielorrusia, Rusia, Eslovaquia, Bélgica, Australia, R. Checa, Alemania, España, Suiza y Hungría.