TENIS

Federer será el cuarto deportista milmillonario de la historia

El suizo apunta a embolsarse 100 millones o más este año entre premios y patrocinios y a superar la barrera de los 1.000 millones ingresados a lo largo de su carrera.

Federer
POOL REUTERS

Ser un buen jugador de tenis está bien pagado. Y ser uno de los mejores de la historia te puede convertir incluso en milmillonario. Todo apunta a que esa etiqueta podrá utilizarse más pronto que tarde para referirse a Roger Federer. El tenista con más Grand Slams (20) de la historia, entre otros récords, se convertirá en el cuarto deportista que consigue ingresar mil millones de dólares o más a lo largo de su vida

Entrará así en un club en el que ya estaban Michael Jordan, Tiger Woods y Floyd Mayweather, iconos del baloncesto, golf y boxeo respectivamente. De ellos solo Jordan, que presta su nombre e imagen a toda una exitosa línea de productos de Nike y es propietario de los Charlotte Hornets de la NBA, rompió la barrera una vez retirado, en 2015. Tiger alcanzó la cifra en 2009, con unos ingresos máximos de 127,9 millones de dólares en 2008, y Mayweather en 2017. 

Ingresos año a año según Forbes

Año Ingresos
2019 93,4 millones de dólares (84,1 de euros)
2018 77,2 millones de dólares (69,5 de euros)
2017 64 millones de dólares (57.6 de euros)
2016 67,8 millones de dólares (61 de euros)
2015 67 millones de dólares (60,3 de euros)
2014 56,2 millones de dólares (50,6 de euros)
2013 71,5 millones de dólares (64,3 de euros)
2012 54,3 millones de dólares (48,8 de euros)
2011 47 millones de dólares (42,3 de euros)
2010 43 millones de dólares (38,7 de euros)
2009 33 millones de dólares (29,7 de euros)

Entre los negocios de Federer se cuentan su agencia de representación Team8, que formó con Tony Godsick (su agente cuando trabajaba con IMG) en 2013 y que en la actualidad tiene en nómina a Alexander Zverev o a la prominente Coco Gauff, además de organizar la Laver Cup en colaboración con la ATP, el Open de Australia y el US Open. También una reciente inversión en la firma de zaptillas de running On. Esta última, según él mismo, "la más grande" que ha realizado nunca. 

El suizo también recibe dinero a espuertas de sus patrocinadores. Sobre todo de la firma de moda japonesa Uniqlo, por la que cambió a Nike (aunque sigue calzando las zapatillas de esta marca) en 2018 a razón de, siempre según rumores, unos 30 millones de dólares al año. Barilla (pasta italiana), Credit Suisse (asesoría financiera suiza), Mercedes-Benz (locomoción alemana), Rolex (relojería suiza) y Wilson (material deportivo estadounidense) completan la cartera de inversores en una marca que garantiza retorno. 

El monto total de ingresos (fuera y dentro de la pista) a lo largo de su carrera ya es de cerca de 900 millones de dólares y entre todos esos espónsors tiene garantizados unos 200 'kilos' más. De ahí que virtualmente ya sea lo que en castellano se denomina milmillonario o, de forma menos común, millardario. La receta, según el genio de Basilea, no realizar inversiones "locas y estúpidas".