Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

 

Naomi Osaka
Coco Gauff
1 Set 2 Set 3 Set
6 6 -
3 0 -

US OPEN

Coco Gauff cae y llora ante la campeona y número uno Osaka

Gauff, la adolescente de 15 años que revoluciona el circuito femenino, no tuvo opciones ante la japonesa Osaka, que le dio una lección de tenis en su partido más serio.

Coco Gauff no puede con la campeona y número uno Osaka
JASON SZENES EFE

Con lágrimas en los ojos, lo propio de una niña de 15 años que acababa de perder un partido importante, Coco Gauff se despidió este sábado en tercera ronda de su primer US Open, un torneo que, como el pasado Wimbledon, nunca olvidará. La adolescente que ha vuelto locos a los estadounidenses topó en su camino con la mejor tenista del momento, la vigente campeona y número uno del mundo Naomi  Osaka, que venció por un contundente 6-3 y 6-0 en 65 minutos y se enfrentará en octavos a la suiza Bencic, que pasó por abandono previo de la estonia Kontaveit, enferma por un virus.

Japonesa, pero con la cultura americana muy arraigada (vive en Boca Ratón, Florida), la vencedora que ahora tiene 21 años pero fue también una niña cuando empezó, consoló a Gauff y tuvo detalles que a ella no le brindó en la final del año pasado Serena Williams. Le animó, por ejemplo, a que se quedara en la pista para ser entrevistada por la exjugadora Mary Joe Fernández. "No quiero robarte este momento", dijo Coco a su magnánima rival. "Es una gran jugadora, voy a aprender mucho de este partido y ella ha sido muy dulce conmigo, no lo olvidaré". Osaka tampoco pudo contener el llanto cuando comenzó a hablar dirigiéndose al equipo y la familia de Gauff, embargada por la emoción de un momento bonito y algo teatral, al más puro estilo estadounidense. "Habéis educado a una gran niña".

El hecho es que en el partido, la nipona le dio una auténtica lección de tenis a Coco y puso en perspectiva que quizá aún es pronto para esta niña, que no deja de asombrar por su competitividad a tan tierna edad. El castigo en la segunda manga, con ese rosco que debió dolerle en su orgullo, fue duro para Gauff, que delante del público que le animó de manera incesante y de toda su familia, se llevó una soberana paliza, lo normal por la diferencia que hay ahora mismo entre ambas tenistas. Lo anormal es lo que ha logrado hasta ahora la muchacha y su explosión este año. Ha demostrado que está lista para seguir compitiendo en el circuito y que puede ser alguien importante en la historia del deporte si nada se le tuerce, aunque lo aconsejable es que ella y todos tengamos paciencia.