Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Temas del día Más temas

TENIS

Woodbridge: "A Novak le obsesiona sentirse apreciado"

El australiano, ganador de 16 Grand Slams, criticó la actitud del serbio con el público de All England. "Siempre busca que le aplaudan más que al resto", subrayó.

Novak Djokovic, durante Wimbledon
ANDREW BOYERS REUTERS

La victoria de Novak Djokovic en el pasado Wimbledon sigue dando que hablar, pero no por su alto nivel de tenis, sino por la actitud evidenciada con el público de All England durante los dos últimos partidos del torneo. El último en sumarse a esa corriente crítica contra el serbio ha sido Todd Woodbrige, ganador de 16 Grand Slams en dobles, quien acusa a Nole, en una entrevista en Sky, de estar obcecado en conseguir el cariño de los aficionados: "Novak está obsesionado con sentirse apreciado. Cree que estamos siendo injustos con él y eso provoca que se aleje de la gente. Creo que lo de Londres va a causar una separación entre él y los aficionados".

A lo largo de estos encuentros, en semifinales contra Roberto Bautista y en la final ante el mismísimo Roger Federer, los asistentes mostraron su predilección por los rivales del serbio. El número uno era el rival a batir y así lo entendieron los aficionados británicos. Este posicionamiento no le terminó de gustar a Nole, que optó por encararse con la grada llevándose la mano a la oreja en actitud provocativa cada vez que se anotaba un punto importante. No se ha pronunciado al respecto, pero sí se conoce qué es lo que pensaba en los dos duelos, a través de su padre Srdjan Djokovic: "Los espectadores iban contra Nole. Quiero decir algo: Wimbledon es uno de los torneos masculinos en los que se presta atención al comportamiento, al juego limpio, pero ese día no existió", apunta.

No obstante, la opinión de Woodrige es tajante y contraria con este hecho: "Creo que se reconocía la buena actitud de sus rivales, no puede sentirse maltratado cada vez que se anime o se aplauda a un rival. Es un comportamiento extraño, pues busca que le aplaudan más que al resto".

El campeón olímpico en Atenas 1996 también apunta a que esta falta de cariño que Djokovic cree acusar se debe a la buena relación que mantienen Federer y Nadal con el público. No obstante, Woodrige le aconseja alejarse de esa comparativa: "Debe olvidarse de eso. No puede influir en la gente más que con su tenis y tiene que abandonar esa actitud". Según el australiano, si Nole quiere calmar las aguas tendrá que seguir mostrando su mejor nivel de juego. Si alguien puede volver a enamorar al público, ese no es otro que el serbio.