Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-

OPEN DE AUSTRALIA

Nadal: "Era difícil imaginar esto, es un premio a mi trabajo"

Nadal

Julian Finney

Getty Images

El manacorense, "muy feliz" por jugar su quinta final en Australia, que le medirá con Djokovic o Pouille: "Estoy tranquilo. Ganar 17 veces te da un poso de calma para encarar una final".

John McEnroe fue el encargado de dirigir la entrevista postpartido a Rafa Nadal, tras meterse el balear en la final del Open de Australia a costa del griego Stefanos Tsitsipas, al que derrotó en tres mangas (6-2, 6-4 y 6-0): "Definitivamente sí, puedo jugar mejor. Pero ha sido un gran partido y un gran torneo. He jugado bien con la derecha y el revés paralelo y el servicio ha funcionado bien. He hecho cosas muy positivas. Probablemente sea esta pista, esta gente, la que me dé la fuerza para jugar tan bien al tenis. Sienta muy bien empezar así la temporada", arrancó Rafa. "Tuve que tomar una difícil decisión de no jugar en Brisbane y era difícil imaginarme esto. Desde el comienzo me he sentido muy bien y tengo que dar las gracias a todo el público y a mi equipo por estos días. Es un premio a mi trabajo diario", continuó el manacorense, explicando su complicado inicio de temporada, con problemas físicos que retrasaron su debut oficial.  

También fue preguntado por su rival hoy, la revelación del torneo a sus 20 años tras apear a Federer y uno de los futuribles ganadores de torneos Grand Slam. Nadal destacó su bravura y potencial: "La nueva generación ya está aquí. Lo demuestra Stefanos. Están ya peleando por los grandes títulos y les deseo lo mejor en el futuro. No seré yo quien diga que Stefanos no va a ganar un Grand Slam. Es bravo, peleón, tiene una buena derecha. Seguramente gane varios. Espero enfrentarme a él en los próximos años".  En cuanto a la posibilidad de jugar con el techo cerrado, que se llegó a barajar, Nadal agradeció el hecho de tener esa opción. "Sinceramente prefiero el techo cerrado por el calor. He jugado buenos partidos en esas condiciones además. Es importante que los grandes torneos tengan estas posibilidades. Para la gente que ve los partidos por televisión es importante poder jugar en cualquier condición, explicó. 

En esta edición, Rafa ha dado la sorpresa volviendo a lucir equipación sin mangas, algo que ya hizo en algún torneo el año pasado. Tiró de sentido del humor para explicarlo: "Hace años hablamos con Nike y llevo camisetas sin mangas a veces porque me molesta la manga corta cuando pego algún golpe con mi derecha. Además, me hace sentir más joven (risas)". Ahora el manacorense disfrutará de dos días de descanso antes de la final, uno más que su rival, y pretende desconectar un poco: "Hablaré con mi equipo, porque no es lo normal tener dos días de descanso antes de la final. Intentaré hacer algo fuera del tenis, ver algún partido por la tarde y disfrutar un poco de esta gran ciudad. Estoy tranquilo. Ganar 17 veces te da un poso de experiencia y te lo tomas con más calma".  Por último, valoró la otra semifinal, entre el francés Lucas Pouille y el serbio Novak Djokovic. Rafa ve favorito al segundo: "La otra semifinal, como todas, será interesante y dura. Djokovic es el favorito, pero Lucas viene jugando muy bien, sobre todo en cuartos de final. Tiene un gran potencial y en un buen día puede ganar a cualquiera. Es tenis y puede pasar de todo".

"Siento que puedo sacar mejor que antes"

Más tarde, en rueda de prensa, Nadal atendió a los medios de comunicación y ofreció muy buenas sensaciones sobre lo que puede hacer aún en el torneo.

¿Fue este su mejor partido hasta ahora?

Jugué bien, por supuesto, pero lo hice en todos los partidos, y este fue uno más. Quizás el revés estuvo mejor aún que otros días, porque la derecha ha ido bien todo el torneo.

Tsitsipas llegó a la sala de prensa hundido, ¿qué le parece?

Es parte del juego, unas veces ganas y otras pierdes. Es joven, a mí me pasó también. En este deporte uno gana y otro pierde y el que falla se queda mal. Pero creo que no tiene muchas razones para estarlo cuando ha empezado la temporada así.

Entre su renuncia a jugar Brisbane y esto media un abismo, ¿cómo ha sido el proceso hasta llegar aquí?

En Brisbane estaba preocupado porque llevaba varios problemas seguidos, pero estaba entrenándome bien. El doctor también me tranquilizaba. Y repito que los entrenamientos estaban yendo bien. Sentía que estaba haciendo lo que debía.

¿Qué hace para seguir en la brecha después de tanto tiempo?

Los resultados durante mi carrera han demostrado que he hecho muchas cosas bien; ahora he adaptado mi juego a las circunstancias y a mí edad. Por eso digo aquí compitiendo al mejor nivel. Se trata de mejorar en todas las cosas.

¿Qué expectativas tiene para la final?

La final siempre es la final. Djokovic es el favorito para pasar porque ha estado en esa situación muchas veces. Tenemos buena relación, de máximo respeto, y entiendo que no quisiera contestar nada sobre mí sin haber jugado su semifinal. Yo hubiera hecho los mismo. Viene de hacer unos meses muy buenos y es el rival a batir en un partido que será muy duro si es que gana a Pouille.

Tsitsipas dice que usted jugó con mucha agresividad, pero a veces se dice que no es un jugador agresivo, ¿qué opina de eso?

Estoy siendo agresivo porque juego bien. Mucha gente piensa que no soy agresivo y se equivoca completamente. Siempre intento buscar como hacer daño a mí oponente, lo he hecho durante toda mi carrera. No puedo jugar como Federer sin su servicio y crear golpes ganadores a las primeras de cambio. Pero trato de golpear todas las bolas con peso.

¿Cómo consigue volver a ser tan competitivo y no tener dudas después de cada lesión?

Sí que tengo dudas, pero cuando te haces mayor pierdes menos tu tenis y la razón es que me entreno bien cuando no juego. Después del primer año bueno que tuve, 2005, creí que no volvería a jugar al máximo nivel. Por eso cada año que puedo hacerlo es feliz para mí. He tenido suerte y un equipo que influye determinantemente en lo que hago.

¿Tsitsipas afirma que usted cambió su táctica del último enfrentamiento?

Siendo sincero, no es eso, es que el último de Toronto fue el torneo que gané jugando peor en mucho tiempo. No es un cambio de táctica, es que estoy jugando mejor. Esta vez he estado serio y sólido, cogiendo ventajas cuando tocaba y cerrando el saque con comodidad, lo que da tranquilidad y mete presión. Solo he tenido un punto de break en contra en el último juego. Estoy siguiendo muy bien las jugadas después del saque. Con la mejoría del revés mi juego se vuelve más imprevisible y crea desconcierto a los rivales. El resultado dice que he hecho un gran partido.

¿De que se siente más satisfecho en la evolución de su tenis desde de diez años, cuando ganó el título en Australia?

De nada tenístico. Lo importante es que siempre he encontrado una forma de seguir, con ilusión y motivación para buscar soluciones.

¿Siente que este torneo le debe algo?

Lo he pasado mal aquí, pero el deporte nunca debe nada. Cada uno tiene lo que puede coger. Ojalá fuera así y me lo diera, porque he sufrido decepciones, más que con derrotas, con lesiones y momentos desafortunados. Si pierdes como en las finales de 2012 y 2017, te vas a casa tocado pero satisfecho por el trabajo realizado. El año pasado fue duro y la de 2014 fue una de las finales más duras que he vivido.

¿Se ve al nivel de saque del US Open de 2010?

No me acuerdo exactamente. Ahí saqué más fuerte, pero el de ahora es más seguro. Aquella vez me salió de una forma casi divina, ahora deseo que este tenga continuidad, porque el gesto actual me está saliendo muy bien. Habrá altibajos, pero siento que puedo sacar mejor que antes y tengo confianza y motivación para seguir por ese camino.