US OPEN

Djokovic se mete en la pelea por el número uno de Nadal

El serbio ya es tercero del ranking y no defiende nada. Nadal perdió 1.280 puntos en el US Open y, sin fecha de vuelta, son los mismos que defiende hasta noviembre.

0
Novak Djokovic, en el Museo de Historia.
JULIAN FINNEY AFP

Novak Djokovic amaneció en Nueva York con la copa de campeón del US Open a su lado. Y la paseó por los programas de máxima audiencia de la mañana. Exultante. El domingo derrotó al argentino Juan Martín del Potro por 6-3, 7-6 (4) y 6-3 y conquistó su segundo Grand Slam del año, el 14º en su cuenta particular (empata con Pete Sampras). “Quiero seguir haciendo historia”, advirtió. “En febrero (cuando sufrió una operación en el codo derecho), no me podía imaginar ganando Wimbledon y el US Open”, reconoció. Arrancó el año 14º del mundo y ya es tercero en el ranking.

El serbio, que el año pasado cerró su temporada en Wimbledon por la lesión, sumó 2.000 puntos. Rafa Nadal, que se retiró en semifinales con problemas en el tendón rotuliano de su rodilla derecha, perdió 1.280. Roger Federer, que cayó inesperadamente ante John Millman en octavos, también se dejó 180. Ahora, el serbio está a sólo 455 del suizo y a 2.325 del español. Nadal, todavía sin fecha de vuelta, debe sostener 1.280 hasta final de curso (título en Pekín, final del Masters 1.000 de Shanghái y cuartos en el de París-Bercy). Nole, desatado, ninguno.

Uno de los objetivos del español era acabar por quinta vez en su carrera como número uno. Ya lo consiguió en 2008, 2010, 2013 y 2017. Sólo Sampras (6), y Jimmy Connors y Federer (5) lo consiguieron en más ocasiones. Ahora, Djokovic, que lo ha logrado también cuatro veces, aparece como una amenaza real en el último tramo del año. El de Belgrado es también segundo en la Carrera de Campeones (a 1.035 puntos del español).

“Mi vida ha dado un giro de 180 grados en seis meses”, dijo Nole, de 31 años, que no ganaba un grande desde Roland Garros 2016. Contó que unos días en las montañas de Sainte-Victoire (Francia) junto a su esposa, Jelena Ristic provocaron un click en su mente. “Subimos a una cima tras tres horas, nos sentamos, miramos el mundo desde ahí, pensé en el tenis y sentí una nueva inspiración. Sentí que tenía un nuevo aliento”, relató. En la cima volvió a reencontrarse. La de la ATP quiere volver a conquistarla.