Liga Argentina
NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

109

Washington Wizards WAS

101

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

116

Detroit Pistons DET

102

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

113

New Orleans Pelicans NOP

100

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

89

Sacramento Kings SAC

108

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

122

Utah Jazz UTA

113

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

108

Cleveland Cavaliers CLE

92

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

101

Orlando Magic ORL

76

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

105

Memphis Grizzlies MEM

99

FINALIZADO
Phoenix Suns PHX

119

Los Angeles Clippers LAC

123

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

116

Minnesota Timberwolves MIN

108

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

108

Miami Heat MIA

105

Eurocup
FINALIZADO
Tofas Bursa TOF

92

Limoges LIM

98

FINALIZADO
Ratiopharm Ulm RAT

88

BC Andorra AND

80

FINALIZADO
Valencia VAL

97

Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

89

FINALIZADO
Arka Gdynia GDY

64

Alba Berlin ALB

76

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

75

Partizan PAR

78

FINALIZADO
Fiat Turin FTU

96

Lietuvos LIE

101

Un gran Carreño resiste los 40 aces y 74 ganadores de Muller

OPEN AUSTRALIA

Un gran Carreño resiste los 40 aces y 74 ganadores de Muller

Pablo Carreño celebra su triunfo ante Gilles Muller.

SAEED KHAN

AFP

El español pudo con el luxemburgués y con los 39 grados que caían en Melbourne y se mete por primera vez en los octavos de final del torneo. Vuelve al top-10 y se medirá a Cilic.

Melbourne

Pablo Carreño ya es un jugador maduro. Con 26 años, instalado en el top-20 y con serias opciones de quedarse entre los diez menores del mundo (virtualmente vuelve a ser top-10), el gijonés demuestra en Australia que su mala racha desde que cayera en las semifinales del US Open fue un accidente provocado por un mal de altura que ya parece haber superado. En el momento justo, ha reaccionado y está en octavos de final del Abierto de Australia por primera vez en su carrera. Su victoria ante Gilles Muller (34 años y 25 del ranking) hay que ponerla en valor. Ha ganado al luxemburgués resistiendo un aluvión de saques directos (40) y de golpes ganadores (74): 7-6 (4), 4-6, 7-5 y 7-5 en gres horas y 18 minutos.  No era fácil superar a este cañonero que apeó del último Wimbledon al mismísimo Rafa Nadal. Ahora, el orgullo de Asturias se medirá al croata Marin Cilic, sexto favorito, que superó al estadounidense Ryan Harrison por 7-6 (4), 6-3 y 7-6 (4) en 2 horas y 29 minutos.

Con nervios de acero ante un tenista contra el que no se puede fallar por lo difícil que es hacerle un break, Carreño tiro de inteligencia y entendimiento del juego para buscar los puntos flacos de Muller: los desplazamientos (mide 1,93 m) y el juego en la red. Por ahí venció el español, que también entró en la pelea de los aces y los winners (14 y 48) y sumó menos errores no forzados (22-36).

El primer set lo resolvió Pablo en una muerte súbita casi perfecta que forzó con una derecha cruzada en carrera preciosa; el segundo lo perdió porque cedió su saque a la primera y luego no pudo meterle mano al de Gilles. De hecho, no tuvo ni una bola de break hasta el duodécimo juego de la tercera manga. Pero clavó un 100% de efectividad y se adelantó de nuevo (2-1). Había salvado una situación comprometida en el arranque y volvió a hacerlo al inicio del cuarto parcial, casi un calco del anterior en el que Muller no fue capaz de aguantar la presión al sacar con 6-5 en contra. Estrelló la bola contra la red y Carreño estalló de alegría. Le tiene tomada la medida al gigantón, a quien ha ganado con esta tres veces. La única derrota fue aquí, en Melbourne, en la primera ronda de 2015. La venganza es un plato que se sirve frío.

0 Comentarios

Mostrar