Garbiñe se desinfla ante Svitolina en un duelo de 2 días

TENIS | TORONTO

Garbiñe se desinfla ante Svitolina en un duelo de 2 días

La española, que había ganado el viernes el primer set, perdió los dos siguientes el sábado ante la ucraniana, que horas después barrió a Halep (doble 6-1) y este domingo jugará la final contra Wozniacki.

Garbiñe Muguruza no ha podido superar a Elina Svitolina (número cinco del mundo) en el partido de cuartos de final de Toronto que comenzó en la noche del viernes y ha terminado este sábado por culpa de la lluvia que lo interrumpió. La española, que había tenido que retirarse en las semifinales de Roma el pasado mes de mayo cuando perdía con la ucraniana, no ha podido vengarse esta vez como a ella le gusta hacer ante rivales que le han ganado: 4-6, 6-4 y 6-3. Muguruza solo sumó tres juegos con su saque en los dos últimos sets. Hubiera sido su sexta semifinal del año. Pero fue Svitolina quien la jugó horas después ante la rumana Simona Halep, que había batido antes sin problemas a la francesa Caroline Garcia (6-4 y 6-2). Arrasó la ucraniana (doble 6-1) y se enfrentará este domingo en la final a Caroline Wozniacki, que venció a Sloane Stephens por 6-2 y 6-3.

En la primera parte del partido, que se jugó el viernes, de noche, con bastante público y con la amenaza de lluvia que al final lo paró, Garbiñe estuvo muy fina con las bolas de break. Solo tuvo dos y aprovechó ambas. Sacó mucho mejor que Svitolina y su pericia tuvo premio porque le permitió dominar los puntos con su revés a dos manos.

En la segunda mitad, con luz natural en la matinal del sábado y muy poca gente en las gradas, las dos salieron sin seguridad en sus servicios. De hecho, hubo cuatro roturas seguidas entre el cuarto y el séptimo juego. Y un momento en el que los fallos de la ucraniana hicieron albergar la esperanza de que Muguruza pudiera cerrar el partido con rapidez. Pero no fue así, perdió su saque en el momento justo para que el set se fuera del lado de su rival y la continuación del duelo se alargó. Con la española, más a estas alturas de un torneo, no suele haber partidos fáciles. Podría decirse que solo está hecha para la grandeza de los Grand Slams.

Hubo que ir a la manga de desempate y la tónica continúo. Garbiñe presionó a Svitolina y arañó otro break, pero seguía con la sincronización totalmente perdida al sacar y la ucraniana respondió. No le duró la alegría ni un juego y Muguruza tomó ventaja de nuevo, pero no la alargó. De locos. Después se cortó la tendencia tras un 15-40 para la jugadora nacida en Caracas que se esfumó. Su primer servicio reapareció con cuenta gotas, pero no fue suficiente y se quedó en una situación muy delicada (5-2). Ya no pudo levantarse y Svitolina cerró el triunfo con un ace. Le espera Cincninnati y la pelea por el número uno, ahora mucho más complicada.

0 Comentarios

Mostrar