NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Iyana y lo mejor de cada casa

Actualizado a

En 2004, la Selección femenina pasó por Salamanca durante mis primeras prácticas. España preparaba unos Juegos a los que acudía por primera vez por méritos deportivos y Betty Cebrián, santo y seña de aquel equipo y una de las grandes pívots de nuestro baloncesto, me advirtió de lo que venía por detrás. Se refería a la generación del 89, con Alba Torrens, Laura Nicholls y Tamara Abalde a la cabeza, y no estaba para nada desencaminada: cuatro años después eran ellas las que se estrenaban en unos Juegos para convertirse en parte del núcleo duro en el que se sustentó el aluvión de medallas que vino después.

Por suerte para nuestro deporte, las generaciones han seguido sucediéndose (al igual que las medallas) e Iyana Martín puede ser la máxima representación del baloncesto que nos viene próximamente. Una jugadora con un talento descomunal que, en su 1,78 metros de estatura, reúne la explosividad de Queralt Casas, la lectura de juego de Silvia Domínguez, el tiro de Maite Cazorla... Lo mejor de cada casa. Una superclase que promete un futuro igual de brillante para nuestro baloncesto y que úne su nombre al de otros Premios AS Promesa que también se gestaron en una cancha: de la todoterreno Laura Gil a la prometedora Raquel Carrera, sin olvidar a Ángela Salvadores, la MVP Sub-17 que también estuvo a punto de tumbar a EE UU. Iyana es la última estrella de una cantera que nos ha dado muchas alegrías y, lo más importante, que nos las va a seguir dando.

Premios As 2023: consulta el especial con todos los premiados

Normas