La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

La importancia del punto de break en un partido de tenis

Descubre la gran relevancia que tiene una buena gestión de los puntos de rotura y cómo influye una buena mentalidad en los momentos decisivos.

La importancia del punto de break en un partido de tenis

En casi todos los deportes, siempre vamos a encontrar momentos cruciales en los que los jugadores o equipos tienen la oportunidad de tomar ventaja. En tenis, ese momento se llama bola o punto de break o de rotura (en inglés, break point).

Cuando vemos un partido en televisión y escuchamos que un tenista ha jugado mejor, en general, pero ha sido peor en los puntos importantes, a lo que se refiere concretamente es a los puntos de break y a los tie breaks. Hoy, vamos a enfocarnos en el punto de rotura, de qué manera debemos afrontarlo y cómo influye la gestión emocional y psicológica en ese momento.

No es un punto más

Aunque el tenis es un deporte en el que cada punto cuenta, también es cierto que no es lo mismo afrontar un 40-0 con tu saque que un 30-40. Obviamente, siempre y cuando el partido esté igualado y que ningún jugador lleve una ventaja insalvable para su rival.

Teniendo en cuenta esta premisa, llegamos a la conclusión de que el punto que juegas con pelota de break a favor o en contra, no es un punto más. Es un momento de inflexión en el que se decide si un jugador toma ventaja y abre brecha en el marcador o no.

Como sacador

Cuando estás al servicio, toda la presión se concentra en tu raqueta en el momento de afrontar una bola de break. Te toca defender tu turno de servicio con uñas y dientes. Tienes que concentrarte al máximo para meter un bueno primero para no tener que jugar con segundo y que el fantasma de la doble falta pueda jugarte una mala pasada.

Con bola de break en contra, debes tratar de dominar el punto. Concéntrate en elegir bien una estrategia que domines y no hagas experimentos raros con el fin de sorprender, porque, al final, puedes terminar siendo tú el sorprendido.

Como restador

Cuando estás al resto, la situación sigue siendo muy importante, pero no tienes tanta presión como el sacador, salvo que tengas que recuperar un break para igualar el partido y te quede poco margen.

Por ese motivo, puedes jugar una estrategia más conservadora y buscar que el sacador se ponga nervioso y termine fallando él solo, o también tienes la opción de sorprender al rival con un buen resto y jugar al ataque.

Factor mental

Por muy buen tenis que tengas, por muy buenos golpes que seas capaz de generar cuando no sientes la presión, en estas situaciones, el aspecto mental es indispensable. Por eso, vamos a ver a continuación algunos consejos para optimizar esta faceta en el momento de afrontar un punto de break:

  • No te precipites. Las prisas no son buenas consejeras y, lo normal, es que sientas la necesidad de terminar cuanto antes el punto y de la manera que sea para liberar la tensión. Sin embargo, debes mantener la cabeza fría y pensar con claridad antes de actuar sin orden ni concierto, porque, de lo contrario, lo más normal es que termines entregando el punto.
  • Saca tu lado más sólido. Si no ves claro el winner, no lo fuerces. Teje el punto poco a poco, castiga las debilidades de tu rival y ve creciéndote en el intercambio hasta que consigas dominarlo y estés en disposición de anotarte el tanto.
  • Explota tus fortalezas. Haz lo que sabes hacer mejor, recuerda lo que mejor te ha funcionado hasta ahora frente a tu rival y llévalo a cabo.

Es muy importante tener una visión analítica de los partidos para ser consciente en todo momento de lo que estás haciendo y por qué lo estás haciendo. Si no estás prestando atención a nada y juegas cada punto de una manera anárquica, probablemente dejes de ganar muchos partidos, precisamente por no saber afrontar con eficacia los puntos de break.