La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Aumenta tus posibilidades de ganar un tie break

Descubre de qué manera puedes optimizar tu tenis en la muerte súbita y marca la diferencia en esos momentos donde la tensión alcanza su máximo nivel.

isner_mahut_wimbledon

La concentración en el tenis es un parámetro decisivo, como ya hemos visto en otras publicaciones. Sin embargo, cuando un encuentro está igualado y tenemos que resolver un set en el tie break, es mucho más complicado mantener la calma y no incurrir en errores que normalmente no cometemos.

El formato de los desempates en el tenis estrecha muchísimo el margen de error, como en una tanda de penaltis, por lo que cualquier mínima desconexión te puede costar el parcial. Por ese motivo, hoy vamos a repasar algunos consejos que nos pueden venir muy bien para ofrecer nuestro mejor tenis a la hora de afrontar una muerte súbita.

Concéntrate al servicio

Parece una perogrullada, pero no lo es. Lo ideal sería estar concentrado al máximo desde el primer hasta el último punto, pero todos sabemos que eso es una utopía. Habitualmente, en el transcurso de un juego normal de servicio, perder o ganar un punto no tiene la misma repercusión que en un tie break. Por ese motivo, es muy importante que en cada servicio que efectuemos en un desempate, pongamos los cinco sentidos para tratar de conectar primeros; en la mayoría de los casos, los jugadores que sacan muy bien tienen cierta ventaja en este momento del partido, porque cada punto gratis que consigues con tu saque es pequeño balón de oxígeno que te puede ayudar a jugar más tranquilo en situaciones de máxima tensión.

Juega liftado

Como bien sabemos, los golpes liftados nos dan un margen de error mucho mayor. En un tie break, cualquier regalo que le hagamos al rival es un hecho francamente doloroso que luego nos puede afectar anímicamente en el desarrollo de los puntos venideros. Por ese motivo, trata de asegurar tus golpes jugando con efecto top spin; obviamente, no es igual de contundente que un golpe plano a la línea, pero nos puede ayudar a estresar a nuestro contrincante, que se verá obligado a pasar siempre una pelota más y aumentará la probabilidad de que cometa algún error no forzado.

No experimentes

No es el momento de improvisaciones ni de probar cosas nuevas. En un tie break es momento de llevar a cabo la estrategia que mejor domines y que mejor resultado te haya dado. Tampoco cambies tus rutinas entre punto y punto; sigue tomándote tu tiempo para coger tu toalla, secarte el sudor, alinear las cuerdas o cualquier otro ritual que lleves a cabo normalmente para que tu mente no se disperse.

Aprovecha las oportunidades

Otro consejo que parece una obviedad, pero que conviene matizar. Aprovechar las oportunidades implica no dudar ante cualquier bola que se le quede corta al rival o cualquier oportunidad clara que tengamos de atacar la pelota desde una buena posición. Si bien antes hemos dicho que tenemos que asegurar y reducir al máximo nuestro margen de error, también debemos saber identificar cuál es el momento en el que podemos jugar un golpe más agresivo que nos deje el punto prácticamente resuelto.

Presiona a tu rival

Cuando afrontamos un desempate, cada error que comete el oponente es una sensación interna de desahogo para nosotros. Por ese motivo, trata en la medida de lo posible de que los intercambios se produzcan desde posiciones en las que tú te sientas más cómodo, desde donde puedas jugar los golpes que mejor domines. En el momento en el que te encuentres en esa situación, sube un poco la intensidad en cada uno de tus golpes y trata de orientar cada tiro al golpe más débil de tu rival.