El mundo de Roncero

El Madrid es mi razón de ser y la de millones de aficionados en todo el mundo. Cargamos una mochila maravillosa con 13 Copas de Europa y 33 Ligas. La vida sigue siendo blanca y bella...

Autor: Tomás Roncero

REAL MADRID

29 años sin Juanito, la Leyenda eterna del Bernabéu

El 2 de abril siempre será una fecha señalada por el dolor y la tragedia de la marcha del eterno '7' al que el madridismo rendirá su lealtad sin fecha de caducidad.

Juan Gómez, Juanito, jugador del Real Madrid.

Para la legión de 'Juanitistas' hoy no es un día cualquiera. El 2 de abril siempre será una fecha señalada por el dolor y la tragedia de la marcha del eterno 7 al que el madridismo rendirá su lealtad sin fecha de caducidad. Un jugador icónico, un rebelde con causa, un corazón desatado con botas. El mismo día de su trágica muerte, nació su Leyenda.

Aconteció en un día como hoy de hace 29 años. Juan Gómez, Juanito, se dejaba la vida y alcanzaba la eternidad en el kilómetro 161,6 de la N-5 de Extremadura, a la altura de Calzada de Oropesa (Toledo). El terrible accidente de tráfico ocurrió de madrugada, cuando el genio de Fuengirola, que tenía sólo 37 años, regresaba de ver a su Madrid en el Bernabéu.

Jugaban los blancos frente al Torino, en partido de Copa de la UEFA. Juanito aprovechó para saludar a su excompañero y amigo Martín Vázquez, por entonces en las filas del equipo italiano, y para saludar a su 'hermano' Rafa Gordillo. Como por entonces entrenaba al Mérida, el malagueño dijo a Lolino, preparador físico del equipo extremeño, que había que regresar a casa para entrenar al día siguiente con sus pupilos.

Por eso iba de copiloto, para poder descansar algo. Pero los troncos descontrolados de la carga de un camión que se soltó lograron que al menos no sufriera. Falleció al instante. Un tronco irrumpió por el frontal derecho del coche, rompió la ventanilla y destrozó al genio de Fuengirola. No se enteró de nada. Mejor para él y para los que le querían con locura. Juan no sufrió, pero sí los miles y miles de fieles que tenía, tiene y tendrá siempre, ya sean madridistas, malagueños, burgaleses o emeritenses. Por Chamartín han pasado durante décadas figuras de talla mundial, y seguirán pasando, pero sólo por él todo el Bernabéu, cuando acabe la maldita pandemia por la COVID-19, volverá a cantar cada minuto 7 el famoso "Illa, illa, illa, Juanito Maravilla". Siempre fieles, LEYENDA.