La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Controla correctamente la respiración cuando juegues tenis

Descubre y aprende los beneficios que te aporta una respiración adecuada en una pista de tenis y ponlo en práctica para optimizar tu rendimiento.

raqueta_tenis_pelota

La semana pasada, después de mucho tiempo, volví a quedar con Alberto, el profesor de tenis que me enseñó a jugar cuando yo era un niño. Echamos una hora y media de raquetazos y, la verdad, estuve lejos de mi mejor nivel. Después de encajar una soberana paliza, tuve la suerte de recibir un sencillo pero valioso consejo que se puede resumir en lo siguiente: controla la respiración.

Lo cierto es que, las veces que mejor he competido, ha sido precisamente por haber controlado la respiración, pero nunca habría pensado que algo tan básico pudiera tener una repercusión tan grande. Por ese motivo, hoy vamos a ver algunos consejos e ideas muy útiles que nos van a ayudar a entender mejor cómo funciona la respiración en el tenis y de qué manera podemos hacerla para optimizar nuestro rendimiento.

La respiración en el momento de golpear

Durante la preparación del golpe, es recomendable inhalar aire para, posteriormente, exhalarlo en la ejecución; la exhalación ideal se produce cuando sueltas un poco de aire desde que tiras el brazo hacia adelante hasta el momento del impacto, y terminas de vaciar los pulmones una vez que has impactado la pelota. El grito que, en muchas ocasiones, hacemos al golpear es síntoma de que la exhalación se está produciendo correctamente.

La exhalación, obviamente, será más larga cuando ejecutemos un golpe desde el fondo de la pista o un servicio, que cuando realicemos una volea.

Respiración regular durante los intercambios

La respiración en estos momentos del partido es fundamental, porque durante un intercambio se producen continuas arrancadas y frenadas, acompañadas de movimientos con el tren superior que nos exigen mucho físicamente. Además, cuando estamos en tensión visualizando hacia dónde irá la bola de nuestro rival, contenemos inconscientemente la respiración.

Por ese motivo, es importantísimo que trates concienzudamente de mantener un ritmo regular de respiración para que la fatiga y el cansancio no hagan acto de presencia antes de lo que debería.

Respiración profunda tras cada punto

Cada vez que concluyas un punto, es recomendable que respires profundamente unas cuantas veces mientras te dispones nuevamente a sacar o restar. No importa que no haya sido un punto maratoniano, porque la cuestión es adaptarse a una rutina que luego hagamos también de manera natural conforme el partido vaya transcurriendo. Recuerda que, normalmente, no vas a tener más de 20 segundos entre punto y punto para reponerte.

Inspiración y espiración pausadas en los descansos

Cuando estés en un descanso de final de set o de cambio de lado, aprovecha para respirar profundamente y regenerarte tanto como puedas. Debes hacer la respiración lentamente, inspirando y espirando con mucha suavidad, controlando los ritmos y sin brusquedades. Ello te ayudará no sólo a mejorar tu condición física, sino a aumentar la concentración en tu juego.

Beneficios

A modo de conclusión, es importante recalcar que una respiración adecuada no sólo influye en una mejor gestión de tu energía, sino también en una mejor sincronización a la hora de golpear la pelota en el momento idóneo, en un incremento de la concentración en cada punto y en la capacidad de relajar o activar tu cuerpo en función de tus necesidades.

Como decíamos al principio, parece mentira que con algo tan aparentemente sencillo como respirar bien, podamos lograr tantísimas ventajas en un deporte tan complejo como éste.