Un Mundial de MotoGP todavía mejor, y no sólo por las azafatas

BOX34

Estás en BOX34, el blog de Mela Chércoles, enviado especial del Diario AS a los GGPP del Mundial de MotoGP.

Autor: Mela Chércoles

BOX34

Un Mundial de MotoGP todavía mejor, y no sólo por las azafatas

Jorge Lorenzo en una parrilla de MotoGP junto a una azafata.

Ducati Team

"Dorna no eliminará a las azafatas, sin duda, una razón más para seguir gozando de un Mundial de MotoGP mejor que el de Fórmula 1".

Pintaba semana de reflexión tras lo visto en Sepang, con la reanudación de la pretemporada de MotoGP, cuando saltó la noticia de que la Fórmula 1 hará desaparecer a partir de este curso las azafatas de las parrillas. Una noticia que genera debate y que salpica directamente al Mundial de motos, porque para muchas cosas ambos campeonatos son vasos comunicantes. Afortunadamente, en MotoGP no se tomará semejante medida y Dorna ya ha anunciado que no eliminará a las azafatas porque las considera unas trabajadoras más del paddock. Sin duda, una razón más para seguir gozando de un MotoGP mejor que la Fórmula 1, por el espectáculo que ambos campeonatos ofrecen en la pista, mucho mejor el de las dos ruedas (revísese en caso de duda las carreras de 2017) y porque en las motos no se la cogen con papel de fumar como en los coches…

Han pasado diez minutos desde que escribiera el párrafo anterior porque, casualidades de la vida, me ha llamado por teléfono Carmelo Ezpeleta, el CEO de Dorna, el que tiene la última palabra para decidir si azafatas sí o azafatas no en MotoGP. Y esto me ha dicho: "Nosotros cumplimos con las leyes de todos los sitios a los que vamos y a mí me parece discriminatorio que se les prohíba a las mujeres la posibilidad de trabajar como azafatas en los circuitos. Las azafatas las ponen los patrocinadores y los circuitos, y no hay indicaciones de que sean chicas o chicos. Por eso, en Aragón se ha visto la fórmula mixta cuando ha patrocinado 'Movistar', pero es absolutamente discriminatorio decir que no pueden hacerlo chicas. A ver si se atreven a legislar algo así… Eso es machismo". Como se ve, Ezpeleta lo tiene clarísimo, y asegura que, "ha habido veces que en el paddock se ha visto a azafatas vestidas de forma inapropiada y se le ha dicho al equipo o al patrocinador que cambien su indumentaria, pero nada más".

Pues ni una letra más al respecto y mejor entrar en las sensaciones que me dejó el test de Sepang. La temporada 2018 pinta aún mejor que la de 2017, que fue de las mejores de la historia, con hasta cinco pilotos peleando por el título bien avanzada la temporada. Esos cinco fueron Márquez, Dovizioso, Maverick, Rossi y Pedrosa, y hay que volver a contar con ellos este año por razones evidentes, pero se les va a unir definitivamente Lorenzo con la Ducati. Su tiempazo de 1:58.839 es la vuelta más rápida sobre dos ruedas jamás dada al trazado malayo y no fue fruto de la casualidad, porque ya terminó tercero y cuarto los dos días previos. La GP18 gira más, el pentacampeón se siente más cómodo con ella y le sale el pilotaje de manera más natural, sin tener que pensar tanto encima de la moto. Eso es lo que le llevó el año pasado a hacer carreras tan extrañas cuando le surgía algún imprevisto que le desconcentraba. Caso Montmeló, por ejemplo.

Tiempos combinados de los test de Sepang.

Otros detalles a tener en cuenta son que en Yamaha han tenido la humildad suficiente como para reconocer que su chasis bueno es el de 2016 y no la castaña de 2017, con lo que el paso atrás dado les permitirá ir adelante. En Honda parece que han acertado más que en inviernos anteriores con el motor, con más par y más potencia, pero aún les falta domarlo, hacerlo menos salvaje trabajando con la electrónica. En Suzuki tienen un motor mejor, y otras cosas, como un Rins que empieza a afianzarse. En KTM son optimistas, a pesar de que Pol no pudiera rodar el tercer día por la caída del segundo. Aprilia aún es una incógnita. Y hay muchos satélites con muy buena pinta, como Miller, Petrucci, Rabat (paso adelante con la Ducati del Reale Avintia) y el mejor de todos del año pasado, un Zarco que con la Yamaha de 2017 va peor que con las de 2016, por lo que volverá a esa.

Y otro detalle esencial para tener un 2018 más divertido todavía es el mercado de fichajes. Se va a oír de todo… Maverick ya anunció antes de viajar a Sepang que renovaba por dos años con Yamaha y Rossi ya tiene acordada su renovación. Se queda, que diría Piqué, pero éste sí que se queda seguro en la parrilla de la clase reina. Ellos no formarán parte de unas quinielas que hablan de historias tan impactantes como que Lorenzo se podría ir a Suzuki, porque Ducati no quiere volver a pagarle 12 millones por temporada, y así la fábrica de Borgo Panigale iría a por Márquez, que no para de decir que su primera opción es Honda. ¿Será una pera mental o habrá algo de trasfondo? Lo iremos viendo en las próximas semanas…

0 Comentarios

Mostrar