EL LIBRO DE LA SELVA

Así resucitó Disney a un simio gigante que no es King Kong

Así resucitó Disney a un simio gigante que no es King Kong

La nueva película del 'Libro de la Selva' recupera al Gigantopithecus, una especie desaparecida hace un millón de años para dar vida al personaje del Rey Louie
Oscar 2019 en directo: premiados y la gala en vivo

Quién no se acuerda de la animada canción con aire de jazz que entonan los monos Bandar-log y su líder, el Rey Louie, en la icónica película de Disney de 1967, 'El Libro de la Selva'. Su música y su aire -al menos inicialmente- bonachón convirtieron a este grupo de monos liderados por un orangután en uno de los personajes de referencia del universo que rodea a Mowgli, al que intentan convencer de que les enseñe el secreto del fuego para ser más poderosos.

 

Ahora que Disney está a punto de estrenar el próximo 15 de abril su nuevo remake en forma de adaptación real de 'El libro de la Selva', poco a poco se van conociendo más detalles de toda la producción del filme, que en su trailer ya nos dejó ver que volvería a contar el pasaje de los monos, si bien, cambiando al Rey Louie del orangután original a un simio de dimensiones colosales que en un primer momento impactó al público.

¿Se trataba de una especie de King Kong que aparecería en la versión, anunciada como mucho más adulta y oscura? Nada más lejos de la realidad. Los productores y su director, Jon Favreau, han respetado la trama de la versión infantil, aunque se han tomado algunas licencias para hacerla más fidedigna a los animales que se pueden encontrar en La India.

Y es que, el orangután de la primera película de Disney no es un animal propio de las selvas del país asiático. Su aparición de hecho fue un añadido de la compañía sobre los escritos de Kipling, donde en realidad los monos eran un grupos pseudo-anarquista sin líder concreto.

Ante esto, y con el afán de mantener la línea que se mostraba en la cinta de dibujos animados, los productores han optado por una salida mucho más creativa: 'revivir' al Gigantopithecus, un primate de más de tres metros de altura que se sabe que habitó el sudeste asiático hasta hace un millón de años y que llegó a convivir con el Homo Erectus


"Buscábamos ser auténticos utilizando solo animales de la región, y se nos ocurrió esta idea", señala el productor de la cinta Brigham Taylor al portal Science News, que preguntó sobre este gran simio ante la expectación de los fans.

Los primeros restos del Gigantopithecus se encontraron en Hong Kong en el año 1935 después de que arqueólogos europeos investigaran sobre unos enormes dientes que la población local apreciaba por tener propiedades curativas y a los que llamaban 'diente de dragón'.

Unos dientes que después revelaron pertenecer a otro animal fantástico pero real, mucho más cercano al hombre, pero cuyo descubrimiento fue todo un acontecimiento mundial al producirse solo dos años después del estreno de la primera película de King Kong.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.