10 alimentos que puedes sustituir para una dieta saludable

NUTRICIÓN SALUDABLE

10 alimentos que puedes sustituir para una dieta saludable

10 alimentos que puedes sustituir para una dieta saludable

El interés por mejorar la dieta crece y te proponemos 10 alimentos saludables para sustituir aquellos que pueden estar perjudicando tu organismo.
Ganadores Emmy 2017

Te proponemos 10 alimentos para sustituir aquellos alimenticios que juegan en tu contra a la hora de conseguir una dieta saludable.

1.- El café:

El café aumenta los niveles de insulina, la tensión celular y fomenta la hipertensión y, como consecuencia, un envejecimiento prematuro.

En su lugar, recomendamos el té verde, por su alto poder antioxidante y poder diurético, lo cual favorece la eliminación de toxinas de nuestro organismo. Su elevado contenido en polifenoles, antioxidantes que estimulan el metabolismo y previenen el envejecimiento. Contribuye a impedir la absorción de grasas perjudiciales, en un 30% y su contenido en aminoácido treonina, contribuye a la mejora del estado de ánimo.

2.- El azúcar:

Para el famoso dermatólogo y nutricionista Dr. Nicholas Perricone, el azúcar, "en todas sus formas (jarabe de maíz, caña de azúcar, el jarabe de maíz de alta fructosa, etc.) es extremadamente perjudicial para la piel y, de hecho, para todos los órganos”.

El azúcar puede inhibir la función de los glóbulos blancos y dejarnos expuestos a infecciones, alergias, resfriados... y favorecer la aparición de arrugas prematuras en la piel, por un proceso llamado glicación: el azúcar y otros carbohidratos de alto índice glucémico (pan, almidones, patatas, bollería, pastas, postres, refrescos...) se convierten rápidamente en glucosa en la sangre".

El doctor recuerda que nuestra única fuente de azúcares debería ser natural. la que proviene de las frutas y verduras. Además, recuerda las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de estos alimentos, que ayudan a equilibrar el contenido de azúcar en sangre y promueven un cuerpo sano por dentro y por fuera.

Como sustitutivo del azúcar, recomienda utilizar la stevia, un edulcorante natral, con cierto regusto a regaliz, que no tiene efectos secundarios.

3.- El maíz

Como hemos visto anteriormente, con el maíz tenemos el mismo problema de glicación que comentábamos con los azúcares. "El maíz es una gran fuente de hidratos de carbono de cadena larga, que posteriormente se transformarán en azúcares simples en el organismo”.

El mejor sustituto es el aguacate, que además de ser rico en azúcares naturales, es rico en fibras y tiene efecto diurético, lo que nos hará eliminar impurezas. Su alto contenido en grasas saludables regula el colesterol y es rico en antioxidantes.

4.- Los refrescos

La mayoría de los refrescos que encontramos son azucarados en cualquiera de sus modalidades (glucosa, fructosa, sacarosa…). De esta manera, sin ser conscientes, con una sola lata de refrescos, podemos estar ingiriendo el equivalente a 140 kcal que luego debemos quemar.

Sustituye los refrescos por agua mineral para hidratarte, y si quieres darle sabor, añade unas gotas de zumo de frutas o hierbas para darle aroma. Y recuerda beber unos ocho vasos de agua diarios, el primero en ayunas, para mantenerte hidratado.

5.- Los embutidos grasos

Los fiambres, por regla general, están fabricados con carnes de baja calidad, mezcladas con grasas animales, sal y varios compuestos como espesantes, acidulantes, colorantes… y demás aditivos. No son exactamente un alimento saludable para el organismo.

Podemos sustituir el tradicional bocadillo de embutidos por un bocadillo más saludable, cambiando el embutido por jamón ibérico, atún sin sal, huevo duro y aguacate, con un menor aporte en grasas y sal. Te servirán como tentempié sin que tengas que arrepentirte luego.

6.- La bollería Industrial

La bollería industrial es sinónima de grasas saturadas y azúcares poco saludables. Elige mejor bollería artesanal, y tómala con cierta mesura.

Si el cuerpo te pide dulce, dale fruta, que es lo ideal, o elige el cacao puro, las nueces o avena. "El cacao es una fuente genial de antioxidantes, las nueces de ácidos grasos beneficiosos y la avena, fibra saludable para el organismo", según explica Àlex Pérez Caballero. Dietista y nutricionista deportivo.

7.- Los cereales en el desayuno

"Aunque son alimentos con una gran cantidad de fibra a los que se les ha añadido vitaminas y minerales, la cantidad de azúcares que llevan no los hace aconsejables para consumirlos diariamente en el desayuno. A pesar de estar dirigidos al consumidor infantil, al que quiere incorporar una cantidad de fibra adecuada en su alimentación o bien para aquellos que quieren cuidar su línea, hay que tener cuidado con no comerlos en exceso".

8.- La comida precocinada

Aunque la industria alimentaria ha avanzado lo suficiente y se ha ido adaptando a los gustos y demandas de los consumidores, manteniendo las propiedades organolépticas de los alimentos, estos no dejan de haber sufrido tratamientos térmicos y enzimáticos o químicos que pueden haber mermado o degradado sus propiedades iniciales.

La alternativa ideal es ideal cocinar verduras y hortalizas en casa, bien sea cocidas, a la plancha, al vapor o en puré. Las verduras y hortalizas en general son una fuente de nutrientes tales como fibra, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes polifenólicos.

Recuerda que, cuando comemos verduras, frutas y hortalizas con color, estamos consumiendo antioxidantes, que son el mejor antídoto contra el envejecimiento celular.

9.- Bebidas alcohólicas destiladas

Los destilados alcohólicos son una bomba de kilocalorías. Conviene pasar de ellos lo más posible. En 50 ml de ginebra de 40º hay aproximadamente 16 gr de alcohol que, a 7 kcal por gramo, nos aportan unas 112 kcal. Un gintonic, sumando el aporte de calorías de la tónica, puede aportar entorno a 180 Kcal.

Si tienes algo que celebrar, el vino es una opción mucho más saludable, y mejor si es vino tinto. Su aporte de alcohol (tomando como referencia 1 copa de 100 ml de vino de 13º) es de 10,4 gr que, al convertirlo en energía, nos proporciona 72,8 kcal, a parte de una pequeña dosis de resveratrol, un potente antioxidante.

10.- Las patatas fritas

Demasiada grasa, sal y calorías. Tienen el inconveniente de ser una fuente de hidratos de cadena larga, lo que sumado a las grasas degradadas por la fritura y la sal beneficiarán la retención de líquidos.

Si puedes elegir entre patatas y aceitunas, mejor elige lo segundo. Las aceitunas, a pesar de sus calorías, son ricas en ácidos grasos saludables (omega 3 y 6), beneficiosos para el sistema circulatorio y coronario, y son la base de una dieta antiinflamatoria, según explica la Dra. Inmaculada Canterla, especializada en antienvejecimiento, dermofarmacia y nutrición.

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios no disponibles