NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INDYCAR

Esprint final para Álex Palou

El barcelonés afronta como líder las cuatro últimas carreras de la IndyCar y ya sabe lo que es ganar en tres de los escenarios que restan.

Actualizado a
ACOMPAÑA CRÓNICA: AUTOMOVILISMO INDYCAR GMR GRAND PRIX***USA7106. INDIANÁPOLIS (ESTADOS UNIDOS), 13/05/2023.- Fotografía cedida hoy por Indycar donde aparece el vehículo número 10 del American Legion Honda del piloto español Álex Palou, mientras cruza en primer lugar la meta de la carrera del GMR Grand Prix de Indianápolis, Indiana (EE.UU.). Álex Palou dominó de principio a fin este sábado el GMR Grand Prix de Indianápolis y alcanzó el liderato del campeonato de la IndyCar a tan solo dos semanas para la disputa de las 500 millas en este mismo escenario. EFE/IndyCar /Karl Zemlin /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA /CRÉDITO OBLIGATORIO
Karl ZemlinEFE/IndyCar

El campeonato de la IndyCar 2023 afronta su recta final a partir de este sábado (20:30, Movistar Deportes 2) con cuatro carreras en las próximas cinco semanas. Un maratón que decidirá si Álex Palou logra su segundo título. La posición del barcelonés es inmejorable, domina la clasificación general con 84 puntos de ventaja sobre el Penske de Josef Newgarden y tiene 126 sobre su compañero en Ganassi Scott Dixon.

Además, lo que viene es terreno favorable, viento de cola con un solo repecho en el esprint final. Esto es, tres circuitos ruteros, la variante interior de Indianápolis, Portland y Laguna Seca, en los que Palou ya sabe lo que es ganar, y un solo oval, Gateway, intercalado entre ellos. Por otro lado, el barcelonés lleva una temporada con una regularidad aplastante en la que no ha bajado del octavo puesto y en la que ha firmado cuatro victorias y otros cuatro podios. Recitarlo invita a pensar que ha sido un camino fácil a lo largo del año, pero además de velocidad, el líder ha demostrado saber gestionar las carreras y sufrir en ellas. Muestra de esto último son los podios en Toronto y Nashville, citas en las que Palou lidió con situaciones complicadas que resolvió con maestría. En Canadá llegó al segundo puesto después de correr gran parte de la carrera con el alerón roto y colgando, y en Tenesse tras una estrategia desconcertante de su equipo, llevó el coche a meta en la reserva. Ayudado, eso sí, por las banderas amarillas del final que le permitieron ahorrar combustible. “No sé ni cómo lo he hecho”, dijo tras acabar la carrera de Toronto un Palou que si no está en el mejor momento de su carrera, lo parece.

Y así llega el español al trazado interior del Indianápolis Motor Speedway, donde en su versión ovalada ha rozado la gloria los últimos tres años en las 500 Millas de Indianápolis. Sólo Castroneves, una inoportuna bandera amarilla y VeeKay han evitado que Palou pruebe la leche de Indiana. Un amargor que se puede tornar en dulce si vence en el Gallagher GP. Sobre el mismo trazado, allá por el mes de mayo bajo la denominación de GMR GP, Palou cruzó primero la Brickyard. Si logra repetir resultado, o quedar por delante de sus máximos rivales, el título estaría mucho más cerca. De lo que lo está ya.

Y eso lo saben los aspirantes, comenzando por Scott Dixon. “Álex está haciendo un gran trabajo y está teniendo uno de esos años”, resume el neozelandés que puede ser de gran ayuda para Palou en las últimas carreras haciendo labor de equipo. Newgarden, por su parte, tras el cuarto de Nashville, se resigna: “Nunca estoy contento a menos que nos vayamos con una victoria”.