NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | TAILANDIA

Marini: “Voy a intentar ir a un equipo de fábrica”

Luca tiene el objetivo de ganar algún día MotoGP y no tendría problema en salir del equipo de Rossi si fuera necesario.

BURIRAM
Mooney VR46 Racing's Italian rider Luca Marini reacts after coming third in the Tissot Sprint race during the MotoGP Thailand Grand Prix at the Buriram International Circuit in Buriram on October 28, 2023. (Photo by Lillian SUWANRUMPHA / AFP)
LILLIAN SUWANRUMPHAAFP

Luca Marini no es piloto de grandes titulares, pero sí de conversación interesante. El italiano del Mooney VR46 hace ya tiempo que demostró que es mucho más que el hermano de Valentino Rossi. No se regala a nadie un subcampeonato de Moto2, en 2020, seis victorias en GGPP (todas en Moto2) y tres podios en MotoGP, uno en la carrera de Texas y dos en los esprints de Argentina e India, pero quiere más, tanto como el título de MotoGP.

-¿Es verdad que, de no haber sido piloto de motos, habría querido ser astrofísico?

-Era una posibilidad, sí. Me gusta mucho todo lo que está en el espacio y en las estrellas. Tengo mucha curiosidad por esto y es algo que me gustaría estudiar, aunque también me gustaría ser una estrella deportiva. Eso te da una vida más fácil.

-¿Se siente ya una estrella?

-No lo bastante.

-¿Falta un título para serlo?

-Exacto.

-Se escapó por poco el de Moto2...

-Sí, faltó poco.

-Sinceramente, soy de los que se sorprendió con el hecho de que pudiera llegar a pelear por un Mundial, porque era de los que creía que estaba aquí por ser el hermano de Rossi, pero ya no, ya me parece un piloto por derecho. Dicho esto, ¿fue la caída de Le Mans la que le privó del título de 2020 y cuánto le afectó aquello a nivel físico y mental?

-Me afectó de las formas. Perdí muchísimos puntos por aquella caída y, además, dañé la moto y nos dimos cuenta de ello en Aragón, con lo que perdimos dos carreras. El chasis de la moto sufrió un golpe y estaba ligeramente desalineado.

-Tras aquel bajón, llegó a MotoGP y ha ido en clara progresión. Va octavo de la general y se le ve delante con frecuencia. ¿Se siente en el mejor momento de su carrera y cómo ha llegado hasta él?

-Puede ser que esté en el mejor momento de mi carrera, pero no estoy cerca del límite que puedo alcanzar. Tengo que trabajar bien con el equipo y en casa, para mejorar en cada carrera. Tengo que disfrutar de este momento, porque estoy con la Ducati, que es una moto competitiva, con la que se puede ganar en cada carrera.

-¿Cuál es ese límite?

-Nunca lo sabes. Cuando termine mi carrera lo sabré.

-¿Sueña realmente con el título de MotoGP?

-Sí, claro.

-¿Es un objetivo real?

-Sí, sí, sí, sí, sí, pero hay que ir paso a paso. El siguiente es ganar una carrera y luego ir a un equipo de fábrica, para desarrollar una moto buena que pueda ser perfecta para mi estilo de pilotaje. Claro que con la Ducati me encuentro muy bien. (Sonríe).

“El siguiente es ganar una carrera y luego ir a un equipo de fábrica, para desarrollar una moto buena que pueda ser perfecta para mi estilo”

Luca Marini

-¿Se podría mejorar aún más esta Ducati?

-Es difícil, porque es una moto muy completa, con muchos puntos fuertes, pero no estaría mal un poco más de velocidad en la recta y Ducati es muy capaz de conseguirlo. Tiene muy buena potencia y aerodinámica y los ingenieros de Ducati siempre tienen algo más.

-¿Le gustaría llegar a los 400 por hora?

-Sí, por qué no. No sé si se puede hacer, pero me gustaría.

-¿No da miedo tanta velocidad?

-No, porque es muy diferente cuando vas rápido en un circuito que cuando lo vas en la calle, que es todo muy peligroso y estrecho, con lo que la velocidad impresiona más. En una MotoGP, la vía de escape es mayor y no sientes igual la velocidad. Sólo sientes el aire cuando te levantas de la cúpula para frenar.

-¿A qué es comparable esa sensación, al placaje de un jugador de rugby?

-(Sonríe). No lo sé, pero es muy fuerte, aunque no vas pensando en esto. Alguna vez, cuando cruzas la meta, te descentras y te levantas olvidándote de esto y el golpe de aire casi me tira de la moto en alguna ocasión.

-Ha dicho antes algo sobre lo que quiero volver, la importancia que le da a correr en un equipo de fábrica. ¿Se plantea algún día salir del ala protectora que supone estar en la escudería de su hermano? Márquez deja un hueco libre en el Repsol Honda, ¿le hubiera gustado que tiraran de usted para esa plaza?

-Ahora tengo contrato con mi equipo para la próxima temporada y tengo que hacer un buen trabajo, porque tenemos mucho potencial por delante, pero claro que piensas como piloto en esa plaza, porque es una plaza increíble aunque ahora la Honda no sea la mejor moto de la parrilla. Creo que Honda volverá a tener una moto competitiva para luchar por el Mundial.

-¿No descarta entonces separar algún día su camino del que haga el equipo de su hermano?

-Claro, claro, es algo que tengo que hacer. Yo tengo que hacer mi camino. En mi equipo actual, soy muy profesional, trabajando al cien por cien cada día, para obtener el mejor resultado, pero cuando surja el momento voy a intentar ir a un equipo de fábrica, porque confío mucho en mí para desarrollar una moto. Creo que tengo una sensibilidad muy buena que pocos pilotos tienen. Tengo muchísimos puntos fuertes.

-Diga cuáles son.

-Creo que trabajo muy bien en el box con los ingenieros. Mis sensaciones son muy claras y puedo explicarme muy bien en cada idioma y decir lo que necesita la moto (habla italiano, inglés, español, francés y algo de polaco). Y tampoco me afecta la presión, porque cuando aparece significa que vas a luchar por algo importante y ahí me siento bien.

-¿Cómo consigue ser tan tranquilo como aparenta y como dice que es?

-Es por el carácter y por cómo creces. También trabajo mi interior, mi experiencia mental, aprendo de los errores y escucho a la gente mayor, gente con muchísima experiencia. A mi hermano, claro que sí, pero también hay gente dentro del equipo muy interesante y de la que intento aprender. Y hasta de los otros pilotos se aprende.

-Hablando del título, ¿ayudará a Bagnaia en su pelea con Martín si fuera necesario?

-Sí y es algo que ya se dio con su título de Moto2 y el año pasado, pero la mejor forma de ayudar a un piloto es ganando la carrera o subiendo al podio, como hice aquí cuando superé a Oliveira y yo hice segundo y él tercero, con lo que Pecco sacó cuatro puntos más. Eso fue perfecto y esa es la estrategia.

“¿Si ayudaría a Pecco? Sí y es algo que ya se dio con su título de Moto2 y el año pasado, pero la mejor forma es ganando o subiendo al podio”

Luca Marini

-¿Pero vencería a Pecco si le tuviese a tiro?

-Claro que sí, y Pecco es algo que sabe muy bien. Si puedo también le gano a él.

-El miércoles se cumplieron ocho años de Malasia 2015, donde estalló la guerra entre Rossi y Márquez. ¿Qué recuerdo tiene usted de aquello?

-Yo estaba en casa y no viví aquello de cerca, porque además había diferencia horaria.

-Lo habrán hablado en casa muchas veces, ¿no?

-Se ha hablado de ello, pero no demasiado. Conmigo no lo ha hablado mucho, pero seguro que sigue enfadado.

“En casa se ha hablado de lo de Malasia 2015, pero no demasiado. Vale conmigo no lo ha hablado mucho, pero seguro que sigue enfadado”

Luca Marini

-Aquello cambió este deporte y lo ‘futbolizó’, lo que no me gusta. No es de recibo que se aplaudan caídas o se silbe a un piloto en el podio, ¿no cree?

-Estamos de acuerdo.

-¿No ha tenido nunca ganas de pasar factura o tapar bocas a los que no creíamos o veíamos en su potencial?

-No. Tengo buen corazón.

-Es usted menos beligerante que su hermano...

-Sí, soy más pacífico, demasiado. (Se ríe).

-¿Ganará algún día el título de MotoGP?

-Creo que eso depende de mí, sin más. Se puede hacer.

-¿Cómo ve que Márquez se suba a una Ducati el próximo año?

-Es fantástico.

-¿No será un problema para los pilotos Ducati? Con él entrará un lobo en un corral más o menos organizado...

-Es un piloto increíble, muy fuerte, pero como todos los otros, lo máximo que puede hacer es ganar carreras y ya tenemos a Jorge y a Pecco que lo hacen. ¿Que también puede ganar el título? Ya lo ha ganado Pecco. No va a cambiar nada, nada.

-¿Se pueden ganar títulos desde un equipo satélite?

-Martín ha demostrado que se puede hacer. No pensaba que pudiera ganar el Mundial, pero el equipo Pramac tiene un estatus muy oficial, más que nosotros, con una moto muy buena e ingenieros de Ducati con muchísima experiencia. Nosotros empezamos la temporada con muy poca diferencia técnica, pero en cada test esa diferencia va aumentando.

“Claro que para el patrocinador y para todos es mejor si gana la roja, pero si lo hace Martín no será un problema”

Luca Marini

-En España hay quien teme aún que Ducati no deje ganar a Martín, porque corre contra piloto italiano oficial de fábrica italiana, con patrocinador más importante en su equipo que en el del español...

-Pienso que pueden estar tranquilos como se ha visto hasta ahora. Jorge ha cometido dos errores muy graves, algo normal por la presión de estar ahí por vez primera en su vida, pero no se puede decir que Ducati haya hecho algo para ayudar a Pecco o penalizar a Jorge. Ducati sabe que con ellos tiene dos pilotos muy fuertes y muy en forma en estos momentos. Claro que para el patrocinador y para todos es mejor si gana la roja, pero si lo hace Martín no será un problema. Son dos pilotos que cogieron de Moto2 y que han crecido bien con ellos en MotoGP.

-Muchas gracias por su tiempo y buena suerte.

-Gracias. Ha sido un placer.