FÓRMULA 1

Zhou y "una buena temporada para llegar a la Fórmula 1"

El compañero de Bottas en Alfa Romeo se quedó sin palabras al saber que sería el primer chino en el Mundial. "Casi no pude ni hablar en 20 minutos", cuenta a AS.

0
Guanyu Zhou junto al Alfa Romeo Tonale.
Simon Palfrader Alfa Romeo

¿Se imaginan lo que debe de sentirse cuando te confirman que vas a ser piloto de Fórmula 1? No se preocupen, no tienen que hacerlo, se lo cuenta Guanyu Zhou: "Saber que voy a estar en esa parrilla… Cuando me llamó mi mánager para decirme que ya era piloto de F1, fue muy emotivo, casi no pude ni hablar durante 20 minutos". El piloto chino, de 22 años, se quedó sin palabras, literalmente, cuando vio cumplir su sueño. Es el compañero de Bottas en Alfa Romeo tras un buen 2021: tercero en la F2 y campeón de la F3 Asiática.

"La F1 era mi sueño, siempre ha sido mi objetivo, por eso me fui de casa tan pronto", cuenta a AS en La Thuile. Lo hizo con tan solo 12 años con destino a Europa para "intentar dar los pasos adecuados pasando por la F4, la F3 y la F2". Eso, y un importante apoyo económico, le han servido para asegurarse el único "asiento disponible" que quedaba en la parrilla: "Ser piloto de F1 es muy especial y las oportunidades de conseguirlo eran muy pequeñas". La llegada del único novato de 2022 es histórica, porque lleva a China a la F1 por primera vez.

"Es un honor representar y llevar la bandera de China en la F1, la gente está orgullosa de mí y muy emocionada por ver la primera carrera en Bahréin", cuenta Zhou, que confía en que su llegada al 'Gran Circo' ayude "a promover el motor" en su país: "Ojalá esto sea un impulso". No tiene problemas en reconocer que le "llevará tiempo rendir cada vez mejor", pero asume el reto que tiene por delante: "Quería estar aquí en la F1 y hacerlo bien, quiero trabajar con Valtteri para ayudar a mejorar al equipo".

Y reconoce que aterrizar en Alfa Romeo justo en el comienzo de una nueva era le servirá de ayuda: "Es una buena temporada para llegar a la F1 con los nuevos coches porque la ventaja de los demás pilotos es un poco más pequeña que si hubiese llegado el año pasado". Por ahora, cree que han hecho "un buen trabajo con el desarrollo del simulador": "Cada vez que me sentaba en el asiento notaba una mejoría". Y está "impaciente por rendir bien y conseguir buenos resultados" que le alejen de la etiqueta de 'piloto de pago' que muchos le ponen.