RALLYS

Sebastien Loeb correrá con Ford en Montecarlo

El francés volverá a toda prisa desde el Dakar para correr la primera cita del Mundial al volante del nuevo Puma híbrido. Se enfrentará a su eterno rival, Sebastien Ogier.

0
Sebastien Loeb correrá con Ford en Montecarlo

Como en un cuento de Navidad, el sueño de Malcolm Wilson se ha hecho realidad. El patrón del equipo M-Sport, que gestiona los programas deportivos de Ford, lleva toda la vida intentando que Sebastien Loeb compita con uno de sus vehículos, y lo va a materializar en el Rally de Montecarlo. La larga negociación ha tocado a su fin, y el francés pilotará el Puma híbrido en la primera cita del Mundial.

El anuncio se ha hecho público con la lista de inscritos de la cita monegasca ya cerrada. En Ford pidieron una prórroga para notificar su alineación definitiva, que será de cuatro coches, el del campeón galo y los pilotados por Craig Breen, Adrien Fourmaux (que también ha sido confirmado como piloto oficial para todas las pruebas de la temporada) y Gus Greensmith. No se especifican más participaciones de Loeb, pero sí se confirma que seguirá con ellos el resto de la temporada como mentor del resto de pilotos, en especial Fourmaux, la última 'joya' de la cantera francesa de rallys.

Varios baches en el camino han dilatado el anuncio oficial. Por un lado, la negociación con Red Bull, y por otro el complicado regreso desde el Dakar, que casi no dejará tiempo a Loeb de quitarse el polvo del desierto para meterse en las carreteras heladas de Los Alpes. También ha necesitado el permiso de David Richards, el patrón del equipo Prodrive, para liberarle de sus compromisos dakarianos. Y, por último, el francés tenía otro compromiso con Extreme E este fin de semana que ha dilatado el anuncio.

Loeb, que correrá con Isabelle Galmache como copiloto, ha dicho que "M-Sport es un equipo muy profesional y que sabe construir buenos coches. Estoy contento de poder trabajar con ellos. Desde el principio de mi carrera he competido contra Ford, pero siempre he sabido que Malcolm era alguien muy implicado en su equipo y apasionado de los rallys, y siempre hemos tenido una buena relación. Estoy muy ilusionado con Montecarlo, es un reto realmente emocionante. Fue un placer descubrir la nueva tecnología del Puma Rally1. Creo que es bastante similar a la que incorporaban los coches de 2017, pero con un sistema híbrido añadido. Esto hace que el reto sea un poco más desafiante, y es emocionante tener novedades en el coche. Cuando probé el coche me impresionó mucho lo bien equilibrado que estaba, y lo potente que es con el sistema híbrido. Disfruté mucho. Me gusta lo que hago, siempre he disfrutado conduciendo, pero competir en una prueba del WRC supone una sensación increíble. Es algo que me encanta, y creo que todavía puedo ser competitivo. Puede que Montecarlo no sea el evento más fácil para empezar con un equipo, ya que nos podemos encontrar con condiciones complicadas. Pero tengo buenos recuerdos de este rally y siempre hay un ambiente increíble en torno a él".

Por su parte, Wilson ha confesado que "estuve a punto de llegar a un acuerdo con Loeb en 2005, pero desgraciadamente en aquel momento no pudimos concretarlo. Sin embargo, con la llegada del nuevo reglamento de Rally1 para 2022, y tras las conversaciones con Red Bull, ambos nos pusimos en contacto con Seb para ver si podía estar interesado en probar los nuevos coches. Lo estaba, lo hizo y ahora podemos decir que se unirá al equipo el próximo año. Es fantástico poder traer a M-Sport a un piloto consagrado, y no tengo ninguna duda de que es capaz de conseguir un resultado fantástico, además de ser un excelente mentor para nuestros otros pilotos. Puede que hayamos tardado más de 16 años en conseguir que este acuerdo se haga realidad, pero es maravilloso ver que finalmente se produce".