DAKAR

Calleja y Fuertes apuestan por la sostenibilidad con el Astara Team

Ambos pilotos unen fuerzas en un equipo español en el que correrán con un buggy propulsado por un combustible sintético que presentaron en Madrid.

Madrid
0
Jesús Calleja y Óscas Fuertes posan con su coche del Astara Team.
Juan Aguado DIARIO AS

Los dos pilotos coinciden: "Creemos que no ha habido un equipo cien por cien español en el Dakar con más potencial que este, es de primerísimo nivel". Y si lo dicen tan convencidos, seguro que no es por casualidad. Jesús Calleja y Óscar Fuertes unen fuerzas para afrontar el próximo Dakar como compañeros en el Astara Team, una estructura recién formada pero con metas ambiciosas. Porque no solo pretenden ser competitivos en el desierto, sino que quieren hacerlo con la sostenibilidad por bandera.

¿Cómo? Con el combustible que usarán en el 01 Concept, como han renombrado al buggy de Century (un referente dentro de su categoría T1.3) que han adaptado para ser propulsado por e-fuel, un combustible sintético producido a partir de hidrógeno y CO2. "Queremos demostrar que vamos a ser el equipo más sostenible del Dakar", asegura Calleja durante la presentación en Madrid a la que asistió AS, y Fuertes añade: "Pretendíamos competir con la mejor solución posible: sostenibilidad y prestaciones. Podemos correr y ser sostenibles".

Si la mezcla funciona, pueden hacer un buen papel en Arabia, porque ya han podido ver en una semana de test en Túnez que el coche responde y es competitivo. "Es el mejor que he conducido nunca, no le he encontrado defectos. Está entre los dos mejores buggys del Dakar, el de Mini y este", apunta el leonés, que ganó su categoría en la Baja Aragón sin haberlo probado antes: "Qué pedazo de coche tenemos, sin hacer ni un test ni nada, ganamos". "Sabemos que somos competitivos y que podemos luchar por un buen resultado final", señala el madrileño.

Calleja, Blanco, Fuertes y Vallejo en la presentación del Astara Team en Madrid.

La ventaja de ser dos

Aún es pronto para saber hasta dónde pueden llegar, pero tienen la ventaja de ser dos coches: en uno, Jesús con el argentino Edu Blanco (con el que ya corrió en 2019) y en otro, Fuertes con el gallego Diego Vallejo, con el que hizo pareja en SsangYong. Hay buena química entre ellos. "La ventaja de ir con dos coches es que podemos colaborar entre nosotros lo máximo posible, en el Dakar eso suma mucho", dice Óscar, y su copiloto agrega: "Además, te quita la presión de tener que acabar sí o sí porque hay otro coche, y eso te permite atacar más".

Será el quinto Dakar de Calleja (hizo los dos anteriores con un Toyota de Overdrive), el cuarto para Fuertes, y tras un año de ausencia tenían claro que querían estar de vuelta. "Ahora el Dakar tiene aún más relevancia que antes, tenemos que estar ahí. Queríamos un proyecto lo más grande posible y la idea, si todo sale como prevemos, es tener un horizonte de tres años. La apuesta es ser un equipo más de los grandes", aseguran con ambición. Así nace este nuevo equipo español, con grandes metas y abrazando un presente sostenible.