RALLY DE MONZA

Sebastien Ogier: "Quiero terminar en lo más alto"

El heptacampeón francés se juega este fin de semana su octavo título, pero también se despide como piloto a tiempo completo. “Ahora sólo pienso en el título”, asegura

0
Sebastien Ogier: "Quiero terminar en lo más alto"

Debería ser un rally pleno de emociones para Sebastien Ogier. Es su último rally como piloto del Mundial a tiempo completo (el año que viene sólo correrá algunas carreras), su último rally con Julen Ingrassia sentado a su derecha, y también el último rally de la actual generación de vehículos antes de dar el salto a los modelos híbridos.

Y, sin embargo, como él mismo explica poco antes de sentarse en su Toyota, "no siento que sea el último rally para tantas cosas, aunque en realidad lo sea. Obviamente, al llegar peleando por el título, te olvidas de esas otras cosas porque estoy totalmente centrado en la lucha por el campeonato. Todas mis energías están enfocadas en acabar bien este año, en terminar en lo más alto. Está claro que hay muchas cosas que serán la última en este rally, pero hay otras más importantes en las que pensar".

"Además, no es exactamente el último", asegura, "porque voy a seguir compitiendo el año próximo, por ejemplo, en Montecarlo. Cuando tomé la decisión de dejarlo lo tenía claro, y todo sigue igual. Al contrario que el año pasado, hace buen tiempo, luce el sol, pero va a ser un fin de semana complicado. Los dos tenemos presión, y está claro que Elfyn Evans puede ganar en cualquier lado. Los dos corremos con el mismo coche, y sólo queda esperar a que comience la acción".

A pesar de su ventaja, y de que sólo necesita sumar 13 puntos para coronarse campeón, el francés recuerda que "los dos últimos rallys no han sido muy fuertes para mí y él ha ganado en Finlandia y ha sido segundo en España, y estoy seguro de que lo dará todo en Monza. Creo que estamos en una buena posición, pero es un deporte del motor y tenemos que terminar el trabajo".

Parece que lo que más emociona a Ogier en estos momentos es que será su último rally con Ingrassia sentado a su derecha: "el domingo será un momento extraño, ya que sabemos que Julien nunca más se sentará conmigo en el coche. Aunque, una vez más, nunca digas nunca jamás, en este momento esa es su decisión. Ha sido parte del viaje y de estos fantásticos resultados que hemos logrado juntos y ha jugado un papel importante. No hay duda, es el mejor copiloto que existe y ha hecho un trabajo realmente tremendo durante todos estos años con muy pocos errores", finaliza el galo antes de arrancar su Yaris, ¿rumbo a su octavo título?