MOTOE | MISANO 1

Torres se proclama bicampeón de las motos eléctricas

Aunque a Jordi le valía el segundo, peleó por la victoria con Aegerter hasta la última vuelta, en la que le tiró con una maniobra por la que le sancionaron con 38 segundos.

Misano
0
Torres se proclama bicampeón de las motos eléctricas
Mirco Lazzari gp Getty Images

Jordi Torres se ha proclamado por segundo año consecutivo campeón de la Copa del Mundo de MotoE. El español ya es bicampeón del campeonato de motos eléctricas que se disputa con aparatos de 263 kilos y lo ha hecho tras una carrera marcada por la ida de olla de Dominique Aegerter en la última vuelta.

Tras deshacerse de Casadei en la primera vuelta, el español se disponía a lanzarse en solitario hacia la victoria, pero llegó hasta su rueda el suizo a dos vueltas del final. Aegerter era el único en esos momentos que podía arruinar el título del piloto del HP Pons 40, pero necesitaba para ello una carambola que él mismo buscó de manera antideportiva...

Antes de arrancar en Misano la última cita de la temporada, Torres lideraba con 8 puntos de ventaja sobre Aegerter. Es decir, al catalán le bastaba con ser segundo para rematar el título en caso de victoria de su rival. Éste hizo tres adelantamientos ligeramente colado en la penúltima vuelta, con lo que el Zorruno recuperaba el liderato a la salida del viraje. Era un Márquez-Bagnaia de hace una semana en Alcañiz. Ya en la última vuelta, el del Dynavolt Intact GP volvió a la carga de la misma manera una primera vez y, en la segunda, que era la quinta del total, se pasó más de tres pueblos en la curva 14 donde buscó el contacto directo con un Torres al que tiró al suelo.

Resultados de MotoE en Misano.

Aegerter pudo mantenerse en pie de milagro y cruzar la meta primero, pero una posterior y justísima sanción de 38 segundos a Aegerter, el equivalente a un ride through, por conducción irresponsable, le devolvía el título a un Torres que había recibido el banderazo llorando, en decimotercera plaza y diciendo que no con el dedo, que así no valía. Tenía toda la razón del mundo y Dirección de Carrera hizo justicia.

Al final, la victoria la heredó Ferrari, que estuvo acompañado en el podio por Casadei y Pons.Aldeguer fue séptimo y María Herrera undécima en el día en el que Torres se proclamó bicampeón, al final siete puntos de renta sobre un Aegerter que luego tuvo la decencia de felicitarle y disculparse con él.