MOTOGP | GP DE GRAN BRETAÑA

Quartararo y Márquez sacan el gladiador que llevan dentro

El francés se sobrepone con el mejor crono a una dura caída por la tarde y el español con el quinto tiempo a un palo por la mañana a 267 por hora. Martín 3º y Pol 4º.

0
Quartararo y Márquez sacan el gladiador que llevan dentro
ANDREW BOYERS Action Images via Reuters

Dicho está por activa y por pasiva que los pilotos están hechos de otra pasta. La última prueba de ello la han dado Quartararo y Márquez, en la jornada de arranque del GP de Gran Bretaña, sacando ambos el gladiador que llevan dentro. El francés se ha sobrepuesto con el mejor crono a una dura caída por la tarde, una salida por orejas que le ha dejado una leve cojera. Y el español, por su parte, ha hecho lo propio con el quinto mejor tiempo tras el palo de la mañana a 267 por hora. Impresionante lo de ambos.

Quartararo ha dado un golpe de autoridad cuando, después de volar en la curva 8, ha regresado al box Yamaha, se ha subido a su M1 y a 45 segundos del final de la sesión ha rebajado por ocho décimas el mejor crono que había en ese momento. Luego fue capaz de dar otra vuelta que iba camino de ser la mejor hasta que un susto en la última curva le hizo perder algo de tiempo. Daba igual, porque el trabajo ya estaba hecho y había demostrado, una vez más, que no es líder de la general por casualidad.

En cuanto al del Repsol Honda, el enorme susto que dio a dos minutos del final en el FP1, al perder, la rueda delantera a altísima velocidad, sólo le deparó un problemilla en un ojo, al entrarle algo de arena en el eterno arrastrón que se dio. Y es que el ilerdense se cayó en la segunda curva y llegó arrastrando hasta la cuarta, al cruzar la moto. La RC213V quedó tan detruida que no le dio tiempo a los mecánicos a repararla para la sesión de la tarde, con lo que compareció a ella con una sola moto en el box. Por suerte, esta vez no se fue al suelo y pudo acabar la tanda sin problemas, quinto, a 0.734 de la cabeza ocupada por el francés y con Miller, Martín y Pol también por delante de él.

Miller le quitó al rookie del año la segunda plaza aprovechándose de su rueda, pero al madrileño le debe dar igual empezar segundo que tercero, porque lo importante es que empieza a ser un fijo de las primeras plazas. Y destacable el buen viernes de Pol, cuyo único pero fue estorbar a su hermano Aleix cuando venía en vuelta en la curva 7. El mayor se enfadó con el pequeño de la casa sin importarle que fuera su hermano y Pol mostró su arrepentimiento al mandarle un beso desde su Honda. Cosas que pasan.

Cerraron las diez primeras plazas con acceso directo provisional a la Q2, Bagnaia, Aleix, Binder, Rins y Rossi. Se quedó a las puertas Lecuona con la undécima plaza, en otra demostración de que es mucho más piloto para la Yamaha que queda libre para 2022 que cualquiera de los nombres que está sonando con más fuerza que el suyo. Mir ha empezado 13º y ya sabe que lo tocará remar mucho el resto del fin de semana. No correr aquí desde 2017, con la Moto3, no ayuda. Llegó a rodar con la Moto2 en 2018, pero se cancelaron las carreras por la lluvia. Y en 2019, ya en MotoGP, se perdió la cita inglesa por lesión. Más atrás terminó Álex Márquez (20º), con una caída por la mañana y otra por la tarde.