FÓRMULA 1

Sainz explica por qué ha reducido sus visitas al paddock de la F1

"Carlos no necesita que yo venga, sabe lo que tiene que hacer", afirma contundente el madrileño, para destacar la progresión de su hijo en el Mundial.

0
Carlos Sainz padre e hijo durante la temporada 2020
Instagram Carlos Sainz

Carlos Sainz se marchó de vacaciones consiguiendo su segundo podio de la temporada para Ferrari y también, recibiendo halagos por parte de los máximos mandatarios de la Scuderia. El madrileño, en su año de debut con los de Maranello, está por delante de su compañero Carles en la general de pilotos (ostenta 83 puntos) después de haberse disputado la primera mitad de curso y probablemente, si hubiese una clasificación de novatos que están en periodo de adaptación a sus nuevas escuderías, también estaría peleando por la mejor posición con el otro español de la parrilla. Los resultados conseguidos hasta la fecha solo avalan la progresión de Sainz, tanto en la Fórmula 1 como en su escudería actual, y las últimas palabras de Carlos senior también refuerzan esta realidad.

Siempre ha sido muy frecuente ver a los padres de los pilotos en los boxes de los equipos y la presencia de Sainz no fue una excepción, aunque con el paso del tiempo su asistencia a los grandes premios ha comenzado a reducirse. ¿El motivo? “Carlos no necesita que venga, sabe lo que tiene que hacer”, afirma contundente el madrileño en ‘Motorsport’. La madurez que ha alcanzado su hijo como piloto ha hecho que no sean los compromisos profesionales los que alejen a Carlos padre de un paddock que no pisó en todo 2020 debido al coronavirus y al que solo regresará por puro placer: “Sabía que con el paso del tiempo iba a asistir cada vez menos a las carreras. Este año habré ido a dos o tres y además, él sabe mi número de teléfono. Hablamos todos los días al final de la jornada, pero mi presencia no es necesaria y si vengo es solo por el placer de estar allí y observar”.

Sainz ha trasladado también a los circuitos una ley de vida que deja ahora a Carlos como dueño de su futuro: “Sabe lo que tiene que hacer, es su vida, su reto y su pasión. Tiene que hacer su propio camino”. Y has ahora, lo está andando con nota. El piloto de Ferrari ha conseguido llegar hasta la escudería más prestigiosa del Mundial y además, está consiguiendo brillar en ella: “Estaba seguro de que se adaptaría rápidamente al coche. Ha ido paso a paso y lo bueno es que está mejorando cada año. Lo que veo desde fuera es todo positivo, incluso cómo está llevando el reto de Leclerc. Ambos se están presionando mutuamente y aunque sigue esperando un fin de semana perfecto, ya llegará”.

Una vez superada su adaptación, el siguiente reto de Carlos en el Gran Circo será la entrada en vigor de un nuevo reglamento “diferente, en el que los pilotos tendrán que adaptarse de una forma completamente nueva de pilotar un Fórmula 1” como resalta Sainz. ¿Puede hacerlo bien el joven madrileño? “Todavía puede mejorar, va a ser un reto enorme, pero conocerá al equipo mucho mejor y sabe cómo trabajan los ingenieros. En Ferrari están mejorando y han dado un gran paso hacia delante del año pasado a este”, dice convencido el tres veces ganador del Dakar.