FÓRMULA 1

Hamilton arremete contra la F1

El británico considera que la reglamentación va en dirección contraria a los objetivos de sostenibilidad que deberían priorizarse.

Hamilton arremete contra la F1
Clive Rose Getty Images

Lewis Hamilton discrepa del rumbo que tomará la reglamentación técnica a partir de la próxima temporada de Fórmula 1. Una autentica revolución en los monoplazas que, sin embargo, está lejos de convencer al campeón británico desde el punto de vista de la sostenibilidad.

A partir de 2022, el peso mínimo de los monoplazas será de 790 kilos más que los actuales. Con una carga de combustible completa, esa cifra se acercará a los 900 kilos, que son 100 más que lo que marcaban en la báscula los primeros coches de la era híbrida en 2015. El aumento de peso se justifica por la introducción de las llantas de 18 pulgadas de diámetro (más metal, por tanto) y otras mejoras en materia de seguridad.

Una circunstancia que ha llevado al piloto estrella de Mercedes a expresar su malestar al respecto en declaraciones a ‘Motorsport Week’. Hamilton cree que la Fórmula 1 “no va en la dirección correcta” y lo argumenta con contundencia: “No entendiendo porque los coches van a ser más pesado, cuando se habla de sostenibilidad y el deporte va en esa dirección”.

Dentro de su compromiso con diferentes causas sociales, el heptacampeón mundial considera que estas modificaciones no ayudan a los objetivos medioambientales que debe marcarse la F1: “Al ser más y más pesados, usamos cada vez más energía. Así que esa no es la dirección correcta, ni la forma de pensar que esperamos”.

Además de estos argumentos de sostenibilidad, Hamilton también esgrime otros puramente deportivos contra los coches grandes y pesados: “Los coches ligeros eran más agiles y no tan grandes, por lo que competir y maniobrar resultaba más fácil. Hay pistas anchas como Bakú, pero en otras como Mónaco ahora el coche es demasiado grande para el circuito. Siempre fue difícil adelantar allí, pero ahora aún más”.

Una tendencia que el piloto de Mercedes encuentra próxima al despilfarro de recursos: “A medida que los coches se vuelven más pesados, tenemos más energía que disipar, necesitamos frenos más grandes, se producen más partículas con su desgaste, hace falta más combustible para acabar las carreras y así sucesivamente… No entiendo esto en absoluto”.