F1 (PORTUGAL) | CLASIFICACIÓN

Mucho Bottas, mucho Sainz

Pole sin fallos del finlandés por delante de dos erráticos Hamilton y Verstappen. Gran quinto del madrileño, mejor que Leclerc, y difícil 13º de Alonso.

Portimao
Valtteri Bottas (Mercedes W12). Portimao, Portugal. F1 2021.
Lars Baron

El esperado duelo entre Hamilton y Verstappen por la pole de Portimao tuvo como vencedor a… Bottas. El finlandés clavó una vuelta sin errores en este circuito que llegó del Algarve para dar espectáculo a la F1, mientras falló el neerlandés en la definitiva Q3. Se salió de la pista y le borraron su primer tiempo así que para el segundo sólo le valió la táctica conservadora, suficiente para ser tercero. Tampoco brilló en absoluto el británico, con un último paso por meta repleto de correcciones al volante, y aun así se quedó segundo a sólo siete milésimas.

Valtteri, mientras, estuvo a la altura del Mercedes y de su fama como gran clasificador y partirá desde la primera posición en el GP de Portugal (domingo, 16:00 horas CET) con dos lobos hambrientos a su estela. Un buen Checo Pérez, a medio segundo, completa la segunda fila. La 100ª pole de Hamilton no llegó en el día que conmemora la muerte de Ayrton Senna, tendrá que esperar a Barcelona, o quizás a Mónaco, para alcanzar el hito. Es menos esbelta la estadística de Bottas, suma 17 poles en su carrera, pero este sábado se habrá acostado más contento.

Tras Mercedes y Red Bull está ya listo, sin excusas, un sólido Carlos Sainz. El madrileño firmó la clasificación casi perfecta con el Ferrari: apenas necesitó una tanda en la Q1, supo sufrir en la Q2 (aunque no clavó la vuelta que necesitaba con el neumático medio) y sacó todo lo que tenía el coche en los últimos dos intentos de Q3 para inventarse tres décimas de margen sobre el temible Leclerc, octavo. Adelantó también al McLaren de Norris, séptimo. Entre Sainz, su antiguo vecino y el nuevo, se coló sexto Ocon, al volante del renacido Alpine.

Alonso parte 13º en Portimao

El coche francés apunta hacia arriba este fin de semana, lástima que Alonso no encontrase esas prestaciones cuando de verdad hacían falta. Partirá 13º, fue eliminado en el corte intermedio por detrás de Russell o Giovinazzi, aunque duelen más las ocho décimas que le separaron de su compañero de equipo, quien entonces era cuarto. La Q2 fue compleja y ahí se trabó el bicampeón español, que debió terminar más arriba. Echó en falta rendimiento en el A521, el que sí sintió un par de horas antes durante el tercer entrenamiento libre, y apunta entre líneas a un problema de reglajes. Demasiado tiempo entre dos monoplazas gemelos. No parece que esté relacionado con el gris desempeño en Ímola, porque entonces Alonso fue el primero en cargar con las culpas.

El consuelo es la libertad para elegir compuesto de neumáticos, un clásico, justo lo que echará de menos Sainz en la arrancada. Aunque peor le fue a Ricciardo, fuera en la Q1 con un McLaren que hará poles en 2021, y Stroll, esta vez muy inferior a un Vettel digno de entrar en el top-10.