FÓRMULA 1

Golazo de Red Bull a Mercedes

La escudería contrata al jefe de ingeniería de sus rivales para hacerse cargo de su nuevo departamento de motores tras la salida de Honda.

0
Golazo de Red Bull a Mercedes
Bryn Lennon Getty Images

Red Bull se encargará la próxima temporada de la gestión de sus propios motores, una vez que Honda haga efectiva su decisión de abandonar la Fórmula 1. La escudería energética ha creado el departamento Red Bull Powetrains con el objetivo de desarrollar el material que les seguirá facilitando la marca japonesa. Y para ponerse al frente del proyecto acaban de anunciar un fichaje de campanillas: Ben Hodgkinson se convertirá en 2022 en el director técnico de esta división una vez que abandone el puesto de jefe de ingeniera de Mercedes, sus más directos rivales.

Hodgkinson comenzó su carrera profesional en el Mundial de rallys y continuó con el desarrollo de propulsores para Le Mans antes de incorporarse a la F1 como técnico en Ilmor, el germen del actual departamento de motores de Mercedes AMG HPP. Con la marca alemana ha trabajado durante casi dos décadas, siendo uno de los hombres importantes para la consecución de sus éxitos en grandes premios, como responsable de las unidades de potencia que han convertido a las Flechas de Plata en el monoplaza hegemónico de los últimos tiempos.

Es por este motivo que Christian Horner, jefe de la escudería Red Bull, se felicita por su fichaje: “Hodgkinson llega a este emocionante proyecto como un contrastado vencedor de carreras y como un técnico innovador capaz de liderar un equipo de ingenieros altamente cualificados. Afrontamos una nueva etapa en nuestra compañía con la intención de incorporar todos los aspectos del diseño del monoplaza y poner nuestro destino en nuestras propias manos”.

Una ambición que Horner cree que materializa la incorporación del nuevo director técnico: “La máxima expresión de este reto es desarrollar una unidad de potencia Red Bull capaz de cumplir en la nueva generación de motores de F1. El nombramiento de Ben sintetiza nuestra intención a largo, le apoyaremos a él y su equipo con todos los recursos necesarios para tener éxito”.

Hodgkinson, por su parte, también se ha mostrado muy feliz con el cambio de rumbo en su trayectoria profesional: “No ha sido fácil la decisión de abandonar Mercedes después de casi 20 años, pero la posibilidad de asumir un proyecto tan importante y de tanto alcance es un verdadero honor. Red Bull es un jugador principal en la F1 y ha sido nuestro mayor rival en la era híbrida (refiriéndose a su actual puesto en Mercedes), así que estoy deseando descubrir lo que podemos hacer juntos en esta nueva etapa”.

Red Bull está construyendo una sede para el departamento de motores en sus instalaciones de Milton Keynes (Inglaterra), muy cerca de la fábrica de los mismos componentes de Mercedes en Brixworth, donde hasta ahora trabajaba Hodgkinson. El británico estará al frente del equipo que se encargará del mantenimiento y evolución de las unidades de potencia que Honda les cederá tras su salida de los grandes premios.