MOTOGP

Márquez: "Mi madre me echó la bronca por hacerla llorar tanto"

Entrevista conjunta de AS a Marc Márquez y Pol Espargaró desde el box del Repsol Honda de manera virtual y con la técnica de realidad aumentada.

0

AS se cuela virtualmente en el box del Repsol Honda, y aparecen de repente a través de realidad aumentada Marc Márquez y Pol Espargaró, con ganas de guasa, porque nos reciben con cantando el himno del Barça para alardear la Copa del Rey que su equipo ganó el sábado. A partir de ahí, charla motera, aunque con alguna puya más de broma.

-¿Cómo está ese brazo derecho tras el GP de Portugal en el que reapareció nueve meses después de romperse el húmero?

-Marc: Está magullado del fin de semana, pero era un poquito lo previsto. Ayer descansé, hoy también descanso y mañana también descansaré, porque así lo pactamos con los doctores. La progresión del estrés al hueso y al brazo tiene que ser pasito a pasito y ya asimilando todo lo que ha sido el fin de semana, tanto emocional como físico y, si te digo la verdad, ya estoy pensando en Jerez, dando vueltas al circuito.

-No se enrolle tanto en las resultas que sólo tengo diez minutos y debo hablar con los dos... (Risas).

Marc: Haz preguntas más interesantes.

-Vale... ¿Va a repetir este año vacaciones en Mojácar?

-Pol: He escuchado alguna historia de sus vacaciones en Mojácar... (Risas).

-Marc: Si yo soy tranquilo. Soy tranquilo. (Lo dice con la boca pequeña y con una sonrisa). No sé. El Covid lo dirá. Si toca ser responsable, que tiene pinta, tocará estar en casita.

-Pol: Total Mela, si Marc va a Mojácar a leer y estudiar. (Más risas).

-Sí, a leer el AS... Pol, ¿qué tal se encuentra tal te encuentras también físicamente? Lo digo porque el sábado te diste un palo duro en la curva de entrada a meta...

-Pol: Bien, bien. Tuve suerte porque no enganchó el grip al cien por cien justo cuando ya tenía la moto de lado y no fue muy agresiva (la volada). Fue bestia, pero no tanto como podría haber sido. Terminé con el culo un poco morado y la mano también un poco tocada, pero lo peor fue que no pude llegar a la calificación en las mejores condiciones. Es así después de un palo como ése en los libres. Me condicionó mucho para la calificación y luego tuve el problema de la carrera (fallo técnico en la Honda con el freno trasero).

-¿Algún consejo de Marc para Pol para ese "culo morado"? Tiene experiencia en dolores tras nueve meses de baja.

-Marc: (Risas). Lo estábamos hablando antes. Le he dicho que tuvo suerte en la caída, como también mi hermano. Fueron dos caídas feas, pero en la suya, entrando a meta, tuvo suerte y ahora más que nunca necesitamos el Repsol Honda Team al completo y todas las Honda rodando para ir mejorando el nivel de la moto y de los pilotos para llevarla a lo más alto.

-¿Pasó miedo viendo las caídas que hubo en el fin de semana? Donde se cayó Martín, con varias fracturas, usted estuvo cerca de caer también el día anterior...

-Marc: En el FP3 no pasé miedo, porque nunca he pasado miedo durante el fin de semana, pero sí que cuando ves la caída de Martín y, cuando empecé mi vuelta rápida, la volada de mi hermano delante de mí en la curva 3, pues dije "acabo la vuelta, acabo el entreno". Además, las sensaciones tampoco eran buenas y por la tarde ya habría otros 45 minutos de entrenamiento".

-Pol, ¿vio a Marc llorar en el box tras la carrera?

-Pol: Bueno, yo estaba en mi película también. Después del problema en el freno que tuve y por el que me retiré, yo no estaba en el box cuando llegó. Estaba hablando con los técnicos, pero entiendo su emoción y su sensación después de estar tanto tiempo parado, sin pilotar una moto, pero sobre todo sin competir, que a nosotros es lo que más nos gusta. Nos gusta ir en moto, pero cuando tenemos mayores sensaciones es cuando pilotamos y competimos. Volverse a ver entre los mejores, y hacer una buena carrera a pesar del dolor, entiendo su emoción.

-¿Cuál de las dos Honda me puedo llevar a casa?

-Pol: La de Marc, que está rápida y está enseñada ya.

-Marc: No, no, déjamela que la echo mucho de menos. Coge la de Pol que ya ha dado vueltas este año.

-Marc, ¿Por qué es usted el único que es capaz de ganar carreras con la Honda?

-Marc: (Se encoge de hombros antes de contestar). Es una moto que conozco desde 2013. Era una moto ya hecha y se ha ido evolucionando, aunque este fin de semana en Portugal no empecé con mi base, porque en este tipo no tenía ningún tipo de referencia al no haber rodado nunca con ella allí. Empecé con la moto que estaba pilotando Stefan Bradl. En el FP4 puse la puesta a punto que estaban utilizando Pol y Álex, que es la que me dijeron los técnicos de Honda que estaba funcionando mejor este año. Ahora hay que adaptarla a mi estilo, porque en un año llegan cosas nuevas y hay que probarlo todo.

-¿Qué le falta a Pol para tener la Honda tan domesticada como la tiene Marc?

-Pol: Me faltan vueltas, experiencia y llegar a circuitos como el próximo, el de Jerez. Empezar en Qatar, donde la Honda históricamente no ha sido de las que ha funcionado mejor, y luego ir a Portimao... Yo aún estoy intentando entender la moto y estos circuitos no ayudan. Si además en carrera, que es cuando yo más más aprendo y más entiendo la moto, sobre todo con neumáticos usados y poca gasolina en el depósito, pues no puedo competir por el problema mecánico pues más se complica la situación. Pero creo que en Jerez las cosas cambiarán un poco. Allí las referencias serán distintas y voy a hacer lo que más me cuesta, que es poner los parciales juntos sin cometer errores y perder una vuelta rápida.

-Cuando lloró el otro día no fue el único que lo hizo y a partir de ahora tiene que ir todo a mejor. ¿Qué resultado se marca para Jerez y diga si cree que le da para pelear por el título aún este año?

-Marc: Mi madre me echó la bronca, no por lo que había hecho durante el fin de semana sino por lo que había llorado ella el domingo desde casa. El alivio éste ya está y creo que Jerez será un fin de semana más normal, a nivel de emociones, y esto me hará trabajar más relajado. ¿A qué puedo optar en Jerez y este año? El físico lo marcará. De momento tengo una limitación y no puedo hacer la carrera entera al cien por cien. Es ahí donde tenemos que trabajar, pero entre carrera y carrera debo respetar los descansos. Veremos. El objetivo es encontrarse mejor y estar un poco más cerca del primero, pero soy consciente de que en cada circuito me encontraré una película diferente. Me gustaría responderte "esto", pero mi físico y la evolución de mi brazo es la que marcará lo que queda de año.

-Le traduzco: irá a por la victoria o el podio en Jerez como mínimo.

-Marc: No, respondo yo. No descarto nada de entrada, porque ya me conoces de muchos años y te lo dije en Portimao.

-¿Y para el título? Son 52 puntos de desventaja con Quartararo ahora mismo.

-Marc: Respecto al título, quedan muchas carreras y si es un campeonato como el del año pasado, con altibajos, ya se vio que puede pasar de todo. Pero hoy no puedo pensar en el título porque no estoy preparado para luchar por el título. Ojalá lo esté lo antes posible, porque es uno de mis objetivos el luchar por carreras lo antes posible.

-¿Y resultado de Pol para Jerez? Pelear por el título se lo pediré el año que viene y no ya éste...

-Pol: Mi sueño y por lo que he venido aquí es luchar algún día por el Mundial, pero es cierto que el inicio de temporada está siendo complicado por los sábados. Hubiera hecho carreras mejores sin esos sábados. No he empezado con el mejor pie, sin duda. El sueño es ser algún día campeón de MotoGP, pero sin duda que queda lejos. Eso es cierto, así que vamos a empezar por la próxima carrera, Jerez, donde creo que va a ser más real para mí cómo va a ir todo. A ver si podemos hacer un buen fin de semana, que será muy positivo para la moral y para el equipo.

-Con lo mal que se llevaban en Moto2 y el buen rollito que tienen ahora. ¿Qué ha pasado?

Marc: Te digo una cosa: ¡Ojalá haya tensión sana de aquí a final de año! Esto querrá decir que estamos luchando por posiciones delanteras".

-Pol: Ahí, ahí.

-Pero hay buen rollo.

-Marc: Sí, somos ya más maduros los dos. (Risas de ambos)