F1 | GP DE SAKHIR

Grosjean vuelve a subirse a su monoplaza en Sakhir

El piloto francés estuvo en el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la ayuda y aprovechó para montarse en su Haas e inmortalizar el momento para sus redes.

Grosjean vuelve a subirse a su monoplaza en Sakhir

Romain Grosjean no corre este fin de semana el GP de Sakhir, pero está en el circuito de Bahréin, donde el pasado domingo sufrió un espeluznante accidente del que se recupera satisfactoriamente. El francés salió prácticamente ileso tras empotrarse con su Haas a más de 220 km/h, lo que provocó que el monoplaza se partiera por la mitad y quedara envuelto en llamas. Unas llamas de las que afortunadamente emergió Grosjean, quien sufrió quemaduras en ambas manos.

Ni el accidente ni la rehabilitación le han quitado al francés las ganas de volver a subirse en un F1 e incluso su intención es estar el último gran premio de la temporada en Abu Dhabi. Y este fin de semana aprovechó su presencia en el circuito de Bahréin para dar las gracias a todos los que le ayudaron tras su incidente y se pasó por su garaje, donde volvió a subirse a su Haas, que ahora pilota Pietro Fittipaldi, para inmortalizar el momento y colgarlo en sus redes sociales.

Y lo que queda claro es que Grosjean no ha perdido el sentido del humor: "No son mis guantes para pilotar habituales, pero sentarme otra vez en mi Haas me hizo sentir bien. Estaba muy contento", escribe el piloto acompañando a la fotografía y haciendo alusión a los aparatosos vendajes que aún luce en ambas manos.