MOTOGP | GP DE PORTUGAL

Otro dardo de Rossi directo a "los japoneses" de Yamaha

"Los japoneses escuchan lo que los pilotos comentan, lo que dicen, pero al final hacen lo que quieren. Hacen lo que ellos quieren, no lo que yo quiero", dice tras ser 21º.

Otro dardo de Rossi directo a "los japoneses" de Yamaha
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

No tuvo su mejor día Valentino Rossi en el arranque del GP de Portugal. El Doctor sufrió una caída de consecuencias, acabó 21º a 1.8 de la cabeza y volvió a dejar evidente ante los periodistas su distanciamiento con los jefes de Yamaha. Ojo, no con su equipo de carreras, que está hecho prácticamente a su medida, sino con la fábrica. En Valencia ya dejó caer que, para la temporada 2021, le daba en realidad igual estar en el equipo de fábrica que en el satélite, porque para el caso que le hacían... Y ahora, desde Portimao, ha lanzado otro dardo a "los japoneses" de Yamaha, como él les llama, cuando se le ha preguntado qué grado de implicación cree que tendrá en la M1 del próximo curso.

"Pienso que estaré involucrado como este año", aseguró en un primero momento riéndose, antes de añadir: "Nada cambia mucho. Necesitamos entender si este año he estado muy implicado o no". A estas últimas palabras le acompañaron más risas, para luego ponerse más serio: "No lo sé, sinceramente. Lo que yo puedo hacer es dar toda mi experiencia y tratar de entender qué necesito, pero más o menos son los mismos problemas que muchas veces. Pienso que el año que viene nada cambia mucho. Los japoneses escuchan lo que los pilotos comentan, lo que dicen, pero al final hacen lo que quieren. Quiero decir que hacen lo que ellos quieren, no lo que yo quiero".

Sobre su actuación y el circuito de Portimao, el nueve veces campeón del mundo aseguró: "Es un gran circuito, pero también es muy difícil. Hemos probado algo distinto para ganar agarre, especialmente en la parte trasera de la moto, pero desafortunadamente he perdido el balance y no fue posible entrar lo suficientemente rápido en las curvas. Ha sido un día difícil. Luego volvimos a la moto un poco más estándar y era un poco más rápido, pero desafortunadamente tuve una caída. Desde ese momento, tratamos de hacer el time attack con la otra moto, pero no tenía sensaciones con el tren delantero y fui bastante lento. Mañana volveremos a una puesta a punto más normal y trataremos de ser más rápido".