MOTOGP | GP DE PORTUGAL

Oliveira manda en el arranque del espectacular Portimao

El portugués lidera en el FP1 de su carrera de casa, donde impresiona tanta subida y bajada, especialmente el tobogán a la salida de la curva 8.

Oliveira manda en el arranque del espectacular Portimao
ANDREAS SOLARO AFP

Hasta 70 minutos han tenido los pilotos de MotoGP en el estreno del espectacular circuito de Portimao durante el FP1 que ha liderado Oliveira. Eso son 25 más de lo habitual y volverá a darse la misma circunstancia en el FP2 de la tarde, para que la parrilla se vaya haciendo a esta pista que se estrena en el campeonato y que impresiona con tanta subida y bajada.

El circuito del GP de Portugal es bonito se mire por donde se mire, pero especialmente brutal resulta la salida de su curva 8, que da paso a un enorme tobogán con cambio de rasante que hace que la rueda delantera se levante rondando los 186 kilómetros por hora. Un caballito a esa velocidad es una delicia para los que lo vemos desde fuera, y más con la señal televisiva de Dorna, capaz de recrearse a cámara lenta, pero encima de la moto el más mínimo fallo no da precisamente risa y, además, es mucho menos efectivo en la lucha contra el crono, por lo que trabajarán duro en los boxes para intentar conseguir que el neumático delantero no despegue tanto del suelo.

Oliveira ha parado el crono con su KTM en 1:40.122, clavando el tiempo de Aleix Espargaró en el test que hubo hace varias semanas, antes del GP de Francia, en esta pista. El portugués, que quiere ser profeta en su tierra y que llegó al circuito escoltado por un centenar de moteros locales dispuestos a animarle, ha sido 40 milésimas más rápido que Maverick Viñales.

Tras ellos dos y hasta cerrar las diez primeras plazas con acceso directo a la Q2: Aleix, Savadori (le vino bien rodar en ese test como probador de Aprilia), Pol, Crutchlow, Mir, Quartararo, Nakagami y Bradl. Más atrás, Rins 11º, Dovizioso 12º, Morbidelli 13º, Márquez 15º, Miller 16º, Rossi 19º y Rabat 21º.