MOTOGP | GP DE VALENCIA

Mir: "Este título no tiene menos mérito por la lesión de Márquez"

Joan Mir finalizó séptimo en el GP de Valencia y se llevó así su primer título mundial de MotoGP, en su segunda temporada en la clase reina.

Primeras declaraciones de Joan Mir como campeón del mundo de MotoGP, tras acabar séptimo en el GP de Valencia.

-¿Qué se siente como campeón del mundo de MotoGP?

-La verdad es que necesitaré darme una ducha para asimilar la situación. Es increíble, llevo luchando toda mi vida por conseguir este sueño, desde que tenía diez añitos y no he parado hasta conseguirlo así que sólo puedo agradecer a todo el mundo que ha estado conmigo, no solo en este año sino también en el pasado, pues me han permitido llegar ahora mismo a esta posición y a ser quien soy. Por eso quiero dar las gracias en primer lugar a mi familia, a Suzuki que me ayudó a tener esta oportunidad en 2018 al pilotar con sus colores y ahora en 2020, apenas dos años más tarde, para ser campeón del mundo. Es algo que honestamente no me esperaba. Yo esperaba que fuese un objetivo a más largo plazo, pero en cualquier caso hemos conseguido el objetivo del título y la verdad es que ahora ya es nuestro y me siento feliz.

-¿Cómo se sintió en la parrilla?

-Yo parecía calmado y se me veía como sin presión, pero no estaba ni calmado ni exento de presión. Sencillamente, estaba muy nervioso, que no significa algo negativo, pero la verdad es que este año fue especialmente difícil. No lo digo por la presión en la pista sino también por la presión en casa, para no contagiarnos el coronavirus, y al final ha sido difícil de gestionar toda esta presión, pero tengo que dar las gracias a mi equipo, porque lo ha gestionado de una manera perfecta y al final es fantástico.

-¿En qué momento se dio cuenta de que podía ganar el campeonato?

-En Styria no fue, pues esa carrera es la primera en la que verdaderamente fui competitivo. Probablemente, después de Misano o Barcelona. Ya no había sido rápido sólo en Styria sino que era rápido en otros puntos y mantenía las sensaciones positivas con la moto. Para mí ese fue el momento.

-Primer título de Suzuki desde el de Kenny Roberts Jr en 2000. ¿Está orgulloso por ello?

-Esta era la razón por la que quería firmar por Suzuki, porque está claro que ganar un título con cualquier fábrica es fantástico y el principal objetivo que te marcas, pero la verdad es que en ese momento fui bastante osado, pues no me esperaba tener ese potencial con la moto en el segundo año. Lo esperaba a más largo plazo, pero en cualquier caso se ha dado así y para mí, ganar con Suzuki me sabe mucho mejor, no sólo este año en el que la moto funcionaba de maravilla. Para mí ganarlo con Suzuki significa más que ganarlo con cualquier otra marca.

-Apenas cinco años para ser campeón de MotoGP...

-Si hace cuatro años me lo hubiesen dicho habría pensado que estaban locos, pero carrera a carrera, año a año, he ido avanzando en mi pilotaje, acostumbrándome a la moto y eso ha hecho que mi progreso haya sido muy rápido. Esa ha sido la clave que me ha permitido que en el segundo año en MotoGP me alzase con el título. Probablemente habremos sacrificado un año en Moto2, pues quizás me habría gustado tener dos años en Moto2, pero la situación la verdad es que no era la ideal y creo que adoptamos la decisión correcta de subir a MotoGP después de sólo un año en Moto2.

-¿Qué hay de especial en Palma de Mallorca con tanto campeón? Rafa Nadal, Jorge Lorenzo, Mir...

-No lo sé. Siempre pregunta la gente sobre Mallorca y el porquó de tantos campeones, pero no sé a qué se debe que tengamos una gran cantera de grandes deportistas cosechando grandes éxitos. No lo sé. A lo mejor es algo que hay en el aire o en la brisa marina. Será algo de eso.El carácter de las personas en Mallorca es fuerte y va bien para los deportes, funciona bastante bien. Creo que puede ser un poco esto y a lo mejor un poco de coincidencia. En Italia y Japón hay algo que funciona bien ya que Davide Brivio ha hecho una excelente labor en Suzuki, hay cosas muy japonesas y a la vez muy italianas y hay muchos italianos en nuestro box para aportar este aire fresco al equipo. Es una buena combinación la seriedad de los japoneses y por otro lado el aire contento, desenfadado y feliz de los italianos. Es una gran combinación.

-¿Lorenzo era para usted una inspiración cuando era pequeño?

-Como bien sabes, comencé en la escuela del padre de Jorge Lorenzo mi primer año. Fue una inspiración para mí ver cómo funcionaba Jorge Lorenzo, que lo estaba ganando casi todo, y la verdad es que me inspiró bastante para convertirme algún día en un piloto de MotoGP.

-¿Hasta qué punto debe este campeonato a Alex Rins por el y trabajo realizado en Suzuki?

-Por supuesto, forma parte del equipo, él, Sylvain Guintoli, Andrea Iannone, Maverick Viñales y Aleix Espargaró, que fueron los primeros pilotos en Suzuki en su vuelta. Todos ellos y todo el trabajo realizado por Suzuki año a año ha supuesto que la moto haya ido mejorando y ha hecho que se marque la diferencia. Álex es el que más tiempo ha estado con Suzuki y por tanto quien más información ha aportado al equipo y siempre ha sido un gran compañero, mostrando muchísimo respeto en la pista hacia mí y hacia Suzuki. Por supuesto, siempre ha sido mi principal rival. El pasado año, éste y siempre quería quedar por delante de él, y él también de mí. Esto forma parte del éxito que ha hecho que Suzuki haya conseguido podios en casi todas las carreras, porque si ves que tu compañero de equipo va empujando, tú también empujas al límite. Luego tuvo la lesión pero forma parte de estas tensiones y de este empujar.

-¿Cuándo Quartararo ganó también pensó que usted también podría?

-Sí, por supuesto porque en las otras categorías estuvimos luchando con él y lo habíamos superado, así que no entendía muy bien la situación de por qué no podía ser tan competitivo como él. Honestamente, creo que lo que hizo que fuese muy bien este año es lo que hicimos el año pasado para preparar la moto y ese trabajo del año pasado ha hecho que este año recojamos los frutos.

-¿Cómo de complicada ha sido esta carrera y cómo es capaz de adaptarse tan rápido a las motos?

-Esta carrera ha sido una pesadilla, la verdad. He tenido dificultades durante toda la carrera, es en donde más he sufrido durante toda la temporada y es extraño entender la situación, pero la verdad es que no me importa tanto ya que hemos conseguido el título. La verdad es que he sufrido muchísimo. Con grandes sustos en el tren delantero y no me sentía cómodo pilotando como suelo sentirme normalmente. Ya trabajaremos en ello para el futuro. Fuimos capaces de conseguir esta capacidad de adaptación en los años anteriores a llegar al Mundial, porque recuerdo que comencé con la Copa Bankia, una moto bastante extraña y pude ganar el primer año. Me dieron una beca para competir en 125 pre-gp y mi única oportunidad era ganar el primer año, porque de no ser así me iba a casita, así que iba empujando como una bestia y también gané en mi primer año. Nunca había pilotado en grandes circuitos y gané. Después me fui a la Rookies Cup con una moto distinta y el primer año era muy pequeñito y no tenía fortaleza para pilotar la Moto3 pero el segundo año sí que pude ir muy fuerte y luchar por el título, aunque me ganó Martín. Después llegué a Moto3 y allí, con Ioda, la verdad es que sabía que no era la mejor moto pero sí un equipo que contaba con buen personal y que quería que ganase y por eso trabajamos muy duro con una moto que no era la mejor y por alguna razón no gané el CEV, pero fui el primero en subir al Mundial. Llegó KTM, después Kalex y Suzuki. Eso es lo que he hecho y eso ha hecho que se acelerara el proceso de adaptación a las motos, ya que no he tenido la misma moto durante dos años consecutivos. Esta es la primera vez y la verdad es que no ha salido tan mal.

-Kevin Schwantz dijo que le dejaría probar su 500...

-No me siento en condiciones de probarla. (Sonríe).

-¿Ha ayudado no sentir la presión del público?

-No ha sido más fácil, porque lo que ha evitado que estuviesen ha sido la COVID y por eso la presión ha sido mucho más alta que tener a la afición ahí. No es algo que haya facilitado la labor ya que en casa nunca estaba relajado o calmado al ciento por ciento. Ha sido más difícil".

-¿Qué se siente al estar junto a Sheene, Uncini, Schwantz...

-Hace muchos años estos pilotos ganaron el título y cuando oigo sus nombres pienso en leyendas, pero ahora formo parte de la historia de Suzuki. Es increíble. Es una de las razones por las que llegué a Suzuki.

-¿Han subido el listón para cuando vuelva Márquez?

-Es siempre difícil responder preguntas sobre esta hipótesis, pero nunca lo sabremos. Ha demostrado ser el más rápido en los últimos años y es el hombre a batir. Este año desafortunadamente ha sufrido esta lesión luchando por el título y no sé si cuando él regrese verá que ha subido el listón. Esto es MotoGP y no se sentirá sorprendido porque él ya sabe cuál es el nivel que hay aquí, pero por supuesto al comienzo me imagino que tendrá dificultades en los test hasta conseguir estar en pleno estado de forma.

-¿Hay alguna cualidad que haya heredado de sus padres?

-Espero que sí haya heredado algo positivo de mis padres ya que ambos tienen personalidades distintas, pero me parezco a mi padre en algunos aspectos y a mi madre en otros así que esta mezcla genera una buena combinación y la verdad es que estoy aquí gracias a ellos.Es lo más importante.

-Morbidelli tiene un póster de Ayrton Senna. ¿Tiene algo parecido?

-No tengo ningún póster que lleve conmigo. Tengo una colección de motos en miniatura de Valentino Rossi, en casa de mi padre, y la verdad es que siempre pedía que me comprasen esta colección y la sigo teniendo. No voy mucho por allí pero sí que la tengo en casa de mi padre.

-¿Cuándo supo que vendrían sus padres a esta carrera?

-Lo cierto es que mi madre nunca viene a las carreras porque no puede verlas. Se fija en los resultados, pero no puede ver las carreras porque se pone nerviosa así que es extraño que esté aquí.

-¿Por qué no puede verlas?

-No ve las carreras porque lo pasa mal. Un día pondré una Go-pro en casa para verlo todo. Mi padre tampoco las ve por otros motivos que no puedo decir y mi novia tampoco. En mi entorno todos lo pasan mal, pero algún día pondré cámaras en casa para hacer algo y luego reírnos un poco.

-¿Cómo se dio cuenta a los diez años de que quería dedicarse a esto después de que Chicho Lorenzo al parecer le dijese que no se lo tomaba en serio?

-He oído algunos comentarios pero la verdad es que tampoco me preocupa demasiado lo que digan, pero lo que sí dijo el padre de Jorge (Chicho) es que no me tomaba demasiado en serio lo que estaba haciendo, y la verdad es que choca mucho con todas las personas que me han rodeado durante estos años, porque ellos saben que soy una persona que trabaja muchísimo, más que el resto y esa es la razón por la que puedo estar aquí. No quiero oír este tipo de comentarios, porque pienso que es lo que él creía, pero lo cierto es que me juzgó en base al primer año en el que me convertí en un piloto y a los nueve años no puedes pedirle a un chaval que se tome en serio todo, porque en aquél momento tampoco sabía lo que quería, si quería continuar con la escuela o continuar compitiendo en motociclismo. Aún no tenía en mente cuál era el objetivo claro y creo que eso fue lo que vio Chicho y lo que motiva su comentario. Después desapareció él del mapa, porque comencé a trabajar con otras personas, y esas personas siempre decían que era el piloto que siempre se lo curraba más para conseguir llegar a donde he llegado. Esa es la realidad.

-¿Qué les diría a las personas que piensan que tiene menos mérito ganar el título con Márquez fuera por lesión?

-Esta gente que dice esto es porque sabe poco de motos. Esto es así. Marc no está aquí no porque le hayan raptado. No han ido a su casa a raptarlo y ha desaparecido. Marc estuvo en la primera carrera, arriesgando para ganar la carrera y para ganar el campeonato, y tuvo un dallo que le ha costado la temporada. Y ya está. ¿Que esto quita mérito al título? Pues no habría que quitarle méritos a títulos que ha habido durante la historia en los que el que en teoría el que era el favorito ha cometido un error, se ha caído y se ha lesionado. Esto es parte del juego, de MotoGP y del deporte. Está claro que yo no considero que este título tenga menos mérito porque Márquez no esté cuando se ha lesionado.

-¿Qué ha pensado nada más pasar la línea de meta?

-Cuando he pasado por la línea de meta y he visto lo que ponía en la pizarra, buaaa... Ayer al irme a dormir cerré los ojos y me lo imaginé. Es brutal.

-¿Qué le ha pasado que no ha cogido las banderas que tenían preparadas para la vuelta de honor?

-Estábamos juntos y no sabía que había una bandera, me la ha enseñado Paco (Sánchez, su representante), pero luego me ha explicado una cosa, me he subido a la moto y la bandera ya no estaba y me han contado cómo sería la celebración y no me enteraba de nada. Estaba la moto arrancada y no oía nada. He dicho que sí, pero no me he dado cuenta de nada. Lo han preparado muy bien pero está aquí y ya no me puede decir nada.

-¿Llevará el uno el próximo año?

-Me voy a pensar si llevo el número uno.

-¿Qué le puede decir a la gente de Mallorca?

-Ha habido mucha gente por el camino que me ha ayudado, a esa gente siempre la estaré inmensamente agradecido y he intentado quedar bien con toda esa gente que ha pasado por mi camino. Unos pasan, otros se van, pero a todos les quiero dar las gracias porque gracias a ellos soy campeón del mundo.

-¿Por qué se ha puesto a llorar?

-Pensé un poco en lo que se me venía encima, en las entrevistas y por eso me he puesto a llorar. (Se ríe a carcajadas). Es broma, es broma, veía lo que se me venía encima después del trabajo de todos estos años y se me han aflojado los brazos, las piernas, todo después de la meta, Súper satisfecho del trabajo y me ha dado por empezar a llorar.