MOTOGP | GP DE ARAGÓN

El positivo de Rossi podría abrir la opción de correr a Lorenzo

El pentacampeón es probador de Yamaha y, si el italiano fuera baja también para el GP de Teruel, tendrían que susituirle, aunque no es fácil que sea Jorge.

El positivo de Rossi podría abrir la opción de correr a Lorenzo
DIARIO AS DIARIO AS

No es fácil que suceda, pero podría suceder, por lo que no está de más ponerse en situación... Y es que el positivo por Coronavirus de Valentino Rossi podría abrir una vía para que Jorge Lorenzo corriera una carrera más con Yamaha, fábrica con la que consiguió tres títulos de MotoGP, en 2010, 2012 y 2015, y de la que ahora es piloto probador.

El propio Rossi ha asegurado no ser muy optimista con la posibilidad de estar de vuelta, dentro de dos fines de semana, para participar en el GP de Teruel. El antecedente de Jorge Martín, que se perdió por la misma razón las dos citas de Misano, seguramente le desanime a pensar de tal manera. Eso significaría que, en la segunda cita consecutiva en el circuito de Alcañiz, Yamaha tendría que poner por reglamento un piloto reserva. En probador principal de la casa de los diapasones es el mallorquín, pero en el test de la semana pasada no se le vio muy en forma y Yamaha tampoco estuvo muy implicada en su regreso a la acción, entre otras cosas porque estuvo rodando las dos jornadas con el prototipo de 2019 en lugar de hacerlo con el de este año.

Y otro factor importante es el de la motivación que pudiera tener el pentacampeón para volver a correr, y más en un circuito en el que sus compañeros de parrilla le llevarían un fin de semana de ventaja... Lorenzo dejó claro en la entrevista publicada por AS el sábado pasado, día en el que se cumplía el décimo aniversario de su primer título en MotoGP, que su tiempo como piloto de carreras ya estaba agotado...

Al preguntarle si sentía nostalgia de sus tiempos gloriosos, dijo:  "Todo en la vida no se puede tener y, si pudiese elegir sólo los buenos momentos, quitando las lesiones y el sacrificio diario que conlleva ser deportista de élite, claro que me gustaría seguir viviendo esos momentos, pero llega un momento de la vida en que tienes que decidir y esto es lo que toca ahora. Hay que recoger los frutos de todo lo que he sembrado, porque fueron dos décadas de tremendo sacrificio y a disfrutar de la vida, que sólo hay una. No todo son motos en la vida, aunque no se olvidan los momentos mágicos. Ya no hablo de ganar un título sino una sola carrera, lo que hace que te sientas el rey del mundo por unas horas".

Y sobre cuánto de cerca estuvo de volver a Ducati para 2021, respondió: "Tan cerca que sólo faltaba poner la firma. Sintiéndolo mucho, porque me supo fatal tener que llamar y decirle que no a Gigi (Dall’Igna), otra vez, porque hace un año estuve a punto de saltar al Pramac y también dije que no. Me supo fatal y ojalá no hubiese empezado esas negociaciones y lo hubiese pensado antes, porque no fue algo positivo para ellos, pero en los dos últimos días le di muchas vueltas a la cabeza. Sentí que no valía ya la pena a estas alturas de mi carrera y, pensando sólo en mí, me convenía más disfrutar de la vida".