MOTOGP

Rossi iguala su peor racha

El italiano encadenó con su caída en la carrera de Le Mans el tercer cero consecutivo de la temporada, algo que solo había ocurrido antes en 2019.

Rossi iguala su peor racha
JEAN-FRANCOIS MONIER AFP

Que a Valentino Rossi se le reconozca como un piloto de domingos no es casualidad. El italiano siempre ha brillado sobre el asfalto el día en el que hay que salir a por puntos e incluso ha sido capaz de aparecer en actuaciones donde ni siquiera estaba en el guion. La histórica remontada de Valencia 2015 con el título en juego frente a Lorenzo, o Australia 2016, una de las mejores carreras de la era MotoGP en la que tras pasar por primera vez por Q1 y clasificar decimoquinto logró escalar también hasta el segundo con 12 adelantamientos en tan solo 10 vueltas, son solo algunos de los ejemplos que le dan ese reconocimiento a un piloto que se le ha distinguido más por otra virtud.

Más allá de las grandes remontadas, la regularidad ha sido una de las características que más ha destacado a un piloto que en la friolera de 24 temporadas, si no tenemos en cuenta la actual, tan solo ha acumulado 42 abandonos en carrera. O lo que es lo mismo, Valentino ha terminado más del 90% de carreras que ha disputado durante toda su trayectoria en el Mundial. Ver al italiano en el suelo durante un domingo es una imagen que muy pocos objetivos han conseguido captar, pero ahora ‘El Doctor’ atraviesa por un “periodo de mala suerte” que le hace igualar su peor racha hasta la fecha.

Hace tan solo un año, las citas de Mugello, Barcelona y Assen dejaron un panorama insólito en la trayectoria de Rossi. Por primera vez en su carrera, el italiano encadenaba tres caídas consecutivas y ahora, tan solo un curso después, ha vuelto a alcanzar esa cifra para abandonar el sueño su décima corona. Pese a que su rendimiento “no era malo en los entrenamientos”, una lluvia de última hora dejó fuera de escena en la primera curva de Le Mans a un Valentino que se deslizó para sumar el tercer cero consecutivo de la temporada, tras los que venía arrastrando de la segunda cita en Misano y la de Montmeló, y que salió del trazado francés en la 13º plaza de la general.

Anteriormente, solo en tres ocasiones Valentino había abandonado en más de tres carreras. Fueron la de su debut, en 1996, cuando registró cinco ceros que repetiría en su año de rookie en 250 cc. La última ocasión fue en un 2016 donde sumó con cuatro ceros pese a lograr el subcampeonato y de hecho, hasta la mala racha de 2019, ‘El Doctor’ fue capaz de acumular 22 carreras sin un solo abandono. Por eso, ahora es momento de autoexaminarse: "Tres caídas seguidas en carrera son cosas que no deberían pasar, cuando pasan te haces muchas preguntas”. Las respuestas llegaran en los últimos cinco grandes premios que restan para cerrar este 2020 aunque, pese a la situación, el italiano tiene la certeza de que se siente “más rápido que el año pasado” y puede “pilotar mejor”.

Yamaha revivió su peor pesadilla en Francia

"Nosotros sufrimos mucho en estas condiciones mixtas. La M1 es muy difícil de pilotar porque sufrimos mucho con el agarre trasero. Si está completamente mojado podemos ir rápido, tenía buenas sensaciones con la moto y pude ir rápido, pero en condiciones intermedias nuestra moto sufre y las otras tres M1 han tenido también carreras difíciles", aseguro 'Il Dottore' en la rueda de prensa posterior al GP de Francia 2020. Un contrantiempo que hasta esta temporada, gracias a diversas mejoras en la electrónica y un nuevo motor, había provocado en el pasado muchos dolores de cabeza a los técnicos de la fábrica de Iwata, ya que la montura japonesa poseía un considerable déficit en aceleración y tracción con respecto a Honda y Ducacti que hacía imposible luchar por las victorias en cada prueba de la clase reina.