RALLY ANDALUCÍA

Laia Sanz decide retirarse por su "fea herida" en el brazo

La catalana se cayó en el prólogo llevándose un importante golpe y no salió a la primera etapa. "En un Dakar habría salido seguro, pero aquí no vale la pena arriesgarse", dice.

El brazo de Laia Sanz tras su caída en el Rally de Andalucía.

Puede que nueve kilómetros en una competición de más de 1.300 no sean nada representativos, pero sí que pueden ser suficientes para meterse en líos... Si no que le pregunten a Laia Sanz. La catalana perdió casi un minuto con Price y Sanders, las dos KTM que marcaron el ritmo en el arranque del Rally de Andalucía, y hay una razón de peso para ello: una fuerte caída por la que se llevó un importante golpe en el codo derecho.

Así lo hizo saber la propia Laia en su 'Instagram' con dos historias en las que se ve el destrozo que le provocó el percance en su brazo, que necesitó de varios puntos de sutura, y también los daños en su Gas Gas, sobre todo en el tubo de escape. Un hecho que se tomó con humor viendo los comentarios de las fotos: "Ups, no es el mejor comienzo del rally. El resultado del prólogo. Por suerte, mi equipo ha hecho que la moto luzca como nueva otra vez".

Luego, explicaría la caída así: "El rally no ha empezado muy bien para mí, porque he tenido una gran caída justo al comienzo de la especial. El suelo estaba más resbaladizo de lo que parecía, iba muy rápida y he entrado demasiado pasada en una curva. Por suerte, no me he hecho demasiado daño. Sólo una buena rascada en la piel del antebrazo. No es la mejor manera de empezar, pero aparte de esto, me he sentido bien con la moto. Es una pena haber perdido tiempo, porque los cronos están muy ajustados".

Así quedó la moto de Laia.

Decidió retirarse del rally

Al día siguiente, y después de haber "pasado bastante mala noche", Laia decidió no salir a la primera etapa y retirarse del Rally de Andalucía. "Aunque no tengo nada grave, es una herida grande y fea. En un Dakar hubiera salido seguro, pero aquí creo que no valía la pena arriesgarme. Creo que es una decisión inteligente, me duele hacerlo, pero tengo mucho más a perder que a ganar. No vale la pena arriesgarse. Se trata de que se cure la herida y se desinflame para estar bien cuanto antes y volver a dar gas", declaró.