RAIDS

Loeb regresa al Dakar con BRX

El francés firma con el nuevo equipo de Prodrive y formará tándem con Nani Roma. "Confío en que seremos fuertes contendientes al próximo Dakar", asegura.

Loeb con los colores del BRX de Prodrive.

Solo faltaba la firma, y ya está en su sitio. Loeb volverá al Dakar después de un año de ausencia y lo hará con el Bahrain Raid Xtreme, el nuevo proyecto de Prodrive que surge con la intención de rivalizar con Mini y Toyota en la categoría principal del rally y con una alineación de lujo con el catalán Nani Roma sentado en el otro BRX T1. Un regreso anunciado desde hace tiempo por los guiños continuos del francés a la disciplina del desierto y que, sin duda, elevará el nivel del cartel del próximo Dakar en Arabia Saudí.

El anuncio se hizo por orden. Primero, Sebastien se despidió de Hyundai tras dejar expirar el contrato de dos años que tenía con la marca coreana. "Aquí estamos al final de la aventura con Hyundai, ¡y qué aventura! Ha sido el mejor coche de WRC que jamás he conducido. Ahora, se abre un nuevo capítulo", decía el francés. Y de un comunicado a otro, el de la bienvenida a su nueva aventura en los raids que le ha convencido por las "grandes ambiciones que tiene BRX para el Dakar": "Estoy emocionado de ser parte de este viaje".

"Hay una inmensa experiencia en cada área del equipo, el mejor en el campo con Prodrive, un historial de éxito de David Richards y la rica historia de Bahréin en el deporte del motor. Esta combinación será un duro rival y confío en que vamos a salir a las dunas como fuertes contendientes en el próximo Dakar", asegura Loeb, que en enero disputará su quinto Dakar, el primero con un coche que no sea Peugeot como los que tuvo de 2016 a 2019 y con los que logró 14 victorias de etapa y un segundo puesto en 2017.

David Richards, el jefe de su nuevo equipo, se muestra "encantado" de incorporar a sus filas al nueve veces campeón del mundo de rallys: "Creemos que es uno de los pilotos más fuertes". Ahora, a Loeb y Roma les esperan unos "meses de pruebas" para poner al BRX a punto y en la mejor forma posible para el Dakar, de hecho, Nani ya se encuentra en Gran Bretaña para hacer los primeros kilómetros a un coche que encendió su motor y se mostró por primera vez a su staff esta semana. Veremos si estará a la altura de Mini y Toyota, pero Prodrive, promete.