F1 | MUGELLO

Una clasificación sufrida para Carlos Sainz en Mugello

Saldrá noveno, aunque el McLaren no daba para más: "Siempre al límite de la Q3. Me veía tan atrás que arriesgué con el set-up y funcionó".

Carlos Sainz (McLaren MCL35). Mugello, Italia. F1 2020.
AFP7 vía Europa Press

Sábado difícil para Carlos Sainz y noveno puesto inesperado, lo que describe bien los problemas que se está encontrando McLaren en Mugello. El madrileño terminó satisfecho la Q3, aunque con la espina de no poder completar un intento definitivo con neumáticos nuevos por culpa del incidente de Ocon, que provocó una bandera amarilla cuando él llegaba inmediatamente por detrás. "Tampoco hubiésemos ganado mucho", confiesa, pero sí se quedó sin las sensaciones de ver al MCL35 a fondo. Lando Norris no pasó ese corte, fue undécimo. 

"Estuvo al límite entrar en Q3 todo el fin de semana. He probado algo diferente en el set-up para la clasificación porque estábamos tan atrás y valía la pena arriesgar, hacer algo diferente, ha funcionado para entrar en la Q3 pero no creo que hubiese ganado mucho. Me hubiese gustado sentir el coche al límite en esa Q3 y ver si podíamos hacer un 1:16.3 o 1:16.4. Pero poco más". "Se ve lo difícil que lo tenemos este fin de semana, los Renault y Racing Point van mucho más rápido. El ritmo nuestro no era nada del otro mundo, aunque con la alegría de pasar a la Q3, que no nos lo esperábamos, soy consciente de que mañana va a ser un día duro y habrá que pelear".