MOTOGP

Le Mans podría albergar cerca de 10.000 aficionados en octubre

Pese a la complicada situación epidemiológica en Francia, la organización del circuito está en negocaciones con las autoridades y Dorna para permitir la entrada de público.

Le Mans podría albergar cerca de 10.000 aficionados en octubre
DIARIO AS DIARIO AS

El próximo 11 de octubre el circuito de La Sarthe recibirá al Mundial de MotoGP y podría celebrarse con un reducido número de asistentes. Le Mans sería así la segunda cita del calendario con aficionados en las gradas tras la doble carrera de Misano, en la que se prevén 10.000 espectadores, aunque con un estricto protocolo en el que no podrán circular libremente por el paddock ni tener contacto con los pilotos y con el personal de los equipos. Entre medias se disputará el GP de Catalunya-Barcelona, este sí, sin público.

Hay quién no ve correcto esta decisión, ya que Francia se sitúa a la cabeza junto a España de infectados por COVID-19 en Europa, con 3.082 nuevos contagios en las últimas 24 horas. Italia, por ejemplo, sólo ha detectado 996. La situación epidemiológica de Francia crea dudas y a la vista de lo sucedido en el Tour, con aglomeraciones de gente sin mascarilla, no parece la mejor de la soluciones. El fútbol ha estado también en el punto de mira en el país. Fue la primera liga en suspenderse, pero en la reanudación con los partidos de pretemporada se han visto aficionados juntos, sin respetar la distancia de seguridad.

Sería imposible albergar público si no fuera por el empeño que está poniendo Claude Michy, promotor del GP de Le Mans. El expiloto de rallys y propietario del Clermont Foot Auvergne 63 de la Ligue 2, se encuentra en contacto permanente con las autoridades sanitarias, trasladando toda la información tanto a la FIM como a Dorna. Para Michy y para el mundo del motor en Francia es un año crucial, pudiendo tener en Quartararo al primer campeón francés de la historia de la categoría reina.

Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, estuvo en contacto ayer con Claude Michy y confirmó la noticia: "Claude Michy tendrá la confirmación de las autoridades sanitarias a finales de septiembre y el alcalde de Le Mans decidirá si se permite la entrada a los espectadores y a cuántos de ellos. Pero probablemente no habrá entradas conjuntas de fin de semana."

A la espera de confirmación oficial, la organización del circuito deberá presentar un plan para garantizar la salud de los asistentes. En Misano los aficionados serán directamente dirigidos a las tribunas de manera separada y los accesos al paddock estarán restringidos. Del éxito de Misano dependerá en gran parte el fututo de Le Mans.