MOTOGP | GP DE ESTIRIA | MANEL ARROYO

"A MotoGP no le gusta crecer por momentos de polémica o morbo"

Manel Arroyo, director general de Dorna y máximo responsable audiovisual del campeonato, responde al malestar de algunos pilotos por entender que hay un exceso de repeticiones de las caídas.

"A MotoGP no le gusta crecer por momentos de polémica o morbo"
AFP7 vía Europa Press

A raíz del espeluznante accidente del domingo pasado en Austria entre Zarco y Morbidelli, en el que después de caerse las motos de ambos se dirigieron como proyectiles contra Maverick y Rossi, que salieron indemnes de milagro, surgieron críticas de algunos pilotos por entender que había un exceso de repeticiones en la tele. Crutchlow fue el primero en alzar la voz, pero también lo hizo Maverick y alguno más. Así, AS le ha pedido su punto de vista al respecto a Manel Arroyo, que es director general de Dorna y máximo responsable audiovisual del campeonato. El ejecutivo ha respondido y explicado cuál es el modus operandi de Dorna en la realización televisiva de las carreras, dejando claro en todo momento que huyen del morbo.

“El equipo de realización está compuesto por un grupo de gente en el que hay periodistas, realizadores, también estoy yo, y no sigue ningún criterio más que el de nuestra experiencia y el de ver qué se hace en otros deportes en situaciones similares. Todo se puede mejorar, sin duda, y cada día aprendemos, pero como de momento no tenemos grandes quejas de la gente a la que va dirigida el deporte por televisión pues entendemos que algo se estará haciendo más o menos bien. Eso no significa que no tengamos en cuenta lo que han dicho los pilotos estos días. Igual que tenemos en cuenta a los jefes de equipo cuando nos dicen que, por favor, no mostremos en televisión las motos desnudas. Y no lo hacemos”, empieza diciendo Arroyo antes de referirse a lo dicho por los pilotos: “Los comentarios de los pilotos de estos días yo lo achaco claramente a una situación en la que hubo un momento muy crítico, en el que hubo mucho peligro. Algunos al llegar al box dicen que no miran la televisión para no estar influenciados y otros la miran, pudiéndoles parecer que hay mucha repetición, como dijo Crutchlow, y otros como Rossi, que dice que sí que hay repeticiones, pero que es la vida real, lo que está pasando y que no es nada que no conozcamos porque esto tiene el componente de riesgo que tiene”.

Los medios actuales son mejores que nunca y aumenta el abanico de posibilidades: “Cuando hay una caída en grupo en MotoGP, como casi todas las motos llevan cámaras incorporadas, tienes evidentemente muchos ángulos para ver qué es lo que ha ocurrido. Y así lo hemos hecho. Lo que pasa es que antes las repeticiones sólo las veías por televisión, y ahora las ves por televisión, en las redes sociales, en las webs de periódicos de deportes de motor. Las ves por todos los lados porque ahora hay muchos más lugares en donde verlas”.

Hay un detalle importante que no todo el mundo conocerá. Dorna realiza y emite la señal internacional, y luego las televisiones presentes en el circuito tienen la capacidad de personalizar también su propia señal en todo momento. “El otro día, en el accidente de Moto2, pudo parecer que estuvimos muy lentos, pero es que hasta que no tenemos constancia por parte de Dirección de Carrera de que todos los pilotos estaban bajo control, y por eso apareció que todos los pilotos estaban conscientes, no empezamos a enseñar la caída. Cuando eso ocurre, lo que más tengo en la cabeza es a la madre y al padre del piloto, que normalmente no están en el circuito. El otro día no estaban los padres de Syahrin y, antes de mostrar que el que está en la caída es su hijo, y además está mal, quiero estar seguro de que no les pasa a estos señores una angustia brutal y bestial. Tenemos máximo cuidado para que esas cosas no ocurran”, asegura Manel.

Había intención de explicarle todo esto a los pilotos ya en el GP de Estiria: “Esto se lo explicamos a los pilotos en la Comisión de Seguridad. Se lo dice Carmelo (Ezpeleta) a ellos, saque quien saque el tema. Una de las cosas que pasan es que ellos llegan al box y no saben si están viendo la señal de MotoGP o la de cualquier canal que emite las carreras y hay veces que yo no estoy enseñando algo pero 'Dazn' u otra sí que lo está enseñando. Si además, la acción se ha visto en directo, esa posibilidad de repetición ya existe, porque ya se ha visto, la ponga o no la ponga yo porque ya la empiezan a repetir. El otro día 'Sky' y 'Dazn' estaban repitiendo el accidente de Syahrin cuando nosotros todavía no habíamos puesto repeticiones, porque estábamos esperando a lo que digo”.

Arroyo explica que tienen “una serie de máximas a seguir y una importante es que, cuando hay una caída, el cámara que tiene que tener un movimiento prácticamente intuitivo, también se le pide siempre que no sigan al piloto sino a la moto. ¿Por qué? No es para esconder sino para evitar planos desagradables. Lo que pasa que a veces el cámara no es capaz de discernir si está siguiendo al piloto a la moto cuando se cae alguien, porque decide en unas fracciones segundo. Pero la instrucción para las caídas es, siempre que se pueda, seguimos a la moto”.

La mano derecha de Ezpeleta deja claro que pretenden huir del morbo: “A mí, personalmente, no me gusta que me digan cómo de bien nos ha ido ser 'trending topic' mundial la semana pasada por el accidente o qué bien os ha ido con la pelea de Rossi y Marc, no me gusta. Yo quiero que mi deporte crezca porque deportivamente es muy interesante, que es así. El deporte crece porque lo que estos tipos hacen es brutalmente fantástico. No me gusta crecer por momentos de polémica o cierto morbo. Lo que ocurre es que no los puedo evitar, porque no está en mi mano. Si las teles o las webs esas imágenes las repiten, las repiten y las repiten yo no se lo puedo impedir. Pero tampoco tenemos a nadie aquí que le saque excesiva punta a esto”.

Y una reflexión final: “Son espectaculares las imágenes y lo que ocurrió fue realmente impactante. Tal como estaban situadas las motos y las cámaras dio un resultado que nadie podía preveer. Los pilotos tienen todo el derecho del mundo a dar su opinión y nosotros hacemos nuestro trabajo lo mejor que sabemos, aprendiendo siempre y escuchando a todo el mundo. No hay más”.