WEC

Ferrari deja "las puertas abiertas" al WEC y apunta a Le Mans

La factoría italiana mantiene su interés en el WEC con la nueva reglamentación, que apunta a un posible retraso a 2023. Volverá a negociar a partir de septiembre.

Ferrari deja "las puertas abiertas" al WEC y apunta a Le Mans
FERRARI DIARIO AS

La huida de Porsche del WEC en 2017 hizo mucho daño al Campeonato Mundial de Resistencia, que perdió a uno de sus principales clientes, situando a Toyota como el único fabricante de la categoría LMP1. Desde entonces la marca japonesa ha barrido a sus rivales y sólo la fugaz entrada de Alonso en el campeonato pudo devolver algo de relevancia mediática al Mundial. Con el anuncio de las nuevas reglas para 2022, fabricantes como Peugeot, Aston Martin, Mclaren o Ferrari mostraron su interés en entrar. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 pone en duda la entrada en vigor de las nuevas reglas para los LMDh, pudiendo retrasarse hasta 2023. Aun así, Antonello Coletta, director de actividades en coches de carreras de Ferrari, mantiene “las puertas abiertas” a una posible entrada de Ferrari en el WEC.

“Todas las puertas siguen abiertas. El interés en la clase superior sigue ahí y estamos analizando todas las oportunidades, en LMDh y LMH (Hypercars)", aseguró en declaraciones a Motorsport. Coletta volvió a destacar la necesidad de que Ferrari pueda construir su propio chasis para la categoría LMDh, ya que la nueva normativa permitirá correr a los mismos coches en el WEC y en el IMSA (el campeonato de resistencia norteamericano), pero con un monocasco común a todos: "La pregunta más importante es si podemos tener un vínculo con un coche de carretera. Tener nuestro propio chasis es una necesidad y veremos en el futuro si es posible tener un nuevo Superdeportivo. Después del COVID-19 paramos todo porque teníamos otras prioridades", explicó. "Pero espero reiniciar las discusiones después de las 24 horas de Le Mans.".

Toyota, única marca confirmada

Pese al interés mostrado por muchas marcas, actualmente sólo Toyota ha garantizado su participación a largo plazo en el certamen. Todo hace indicar que los actuales fabricantes apostarán por retrasar las reglas de los LMDh (Le Mans Daytona híbridos) a 2023, dejando como poco a Toyota un año más con la actual situación. "Aún no se ha tomado una decisión final, pero parece que va al 23. Así es como es. No creo que podamos cambiarlo. Veamos cuando la IMSA, la FIA y el ACO hagan sus declaraciones finales. Desde nuestro punto de vista habría sido bueno dar la bienvenida a los que quieren hacer LMDh en 2022, es más competencia, pero oímos que hay un posible retraso”, expresó Rob Leupen, jefe de equipo de Toyota.

Peugeot confirmó su entrada en el WEC para 2022, pero no ha revelado si lo hará según las reglas LMH, que entran en vigor el próximo año, o en LMDh. La marca francesa aseguró en mayo que el coronavirus no ha trastocado sus planes en cuanto a su entrada al WEC, pero la falta de noticias pone en duda el regreso del Peugeot.