FÓRMULA 1

Renault se pone las pilas con la presión lejana de Alonso

"Teníamos más ritmo que Ferrari o McLaren" dice Ricciardo, quien entona un "no estamos tan mal" y celebra la fiabilidad del motor: "Se rompieron récords".

Renault se pone las pilas con la presión lejana de Alonso

Renault apunta a 2022, es su oportunidad para dar la vuelta a la situación y recortar segundos de desventaja de golpe con la revolución normativa. Pero es ingenuo pensar que una escudería de Fórmula 1 puede renunciar a dos temporadas, 2020 y 2021, a cambio de los éxitos a medio plazo. La escudería de Enstone necesita puntos, que se traducen en premios en metálico y mejores patrocinadores, y seguirá reforzando su monoplaza actual. Llegará un paquete importante de evoluciones en Silverstone, como para la mayoría de equipos fuertes. "Las mejoras siempre son buenas, claro, y en Inglaterra hay muchas curvas de media y alta velocidad. Silverstone testará nuestro alerón delantero y espero que salga bien parado", opina Daniel Ricciardo.

El australiano celebra el sólido ritmo de su RS20, que le permitió terminar por delante de Carlos Sainz en Estiria o Hungría: "Revisaré la carrera para ver qué se podía hacer mejor, pero salí exhausto y con la sensación de que se exprimió todo lo que había. No estamos lejos de los top-5, tenemos algo más de velocidad que Ferrari en este momento. El ritmo de carrera no es malo, llegará. Es bueno sumar puntos, pero tengo la sensación de que vendrán carreras con muchos más puntos. Teníamos más ritmo que McLaren también en Hungaroring y estábamos cerca de Racing Point. No estamos tan mal". "Es una tendencia ahora, aparte de los Mercedes. Red Bull, Ferrari, nosotros… tenemos momentos de sorpresa y también momentos… menos buenos. Pero somos varios equipos a los que nos cuesta estar al máximo todo el tiempo", aporta el piloto, que se irá a McLaren en 2021.

El punto débil es la clasificación, para Esteban Ocon: "Hay que trabajar la consistencia, sufrimos en ocasiones para encontrar una vuelta completa. Es algo sobre lo que debemos trabajar". Y el punto fuerte, quién lo iba a decir hace unos meses, es el motor: la unidad de potencia francesa apenas ha mejorado en potencia en comparación con 2019, pero sí trae más fiabilidad que su predecesora y tanto los McLaren como los Renault dan fe de ello. No tenían previsto fabricar nuevas especificaciones en esta campaña, todos sus esfuerzos van dirigidos a la nueva generación de motores que incorporarán en 2022. Pero es una buena noticia que el actual funcione sin sustos: "Una de las prioridades del invierno era la fiabilidad. No hicimos promesas de 1.000 CV pero sí se buscaba fiabilidad. Sé que se hicieron muchos kilómetros en el banco de potencia, sé que rompieron muchos récords por ahí y que es en lo que estaban centrados".

Así que mejoran las impresiones en la firma del rombo después de un invierno turbio en el que se confirmó su presencia en el Gran Circo para los próximos años. Sonríe Cyril Abiteboul y esperan refrendar estas sensaciones en Silverstone. El dirigente francés ya deslizó que para Alonso hay que "olvidarse de 2021 y volcarse en 2022". El asturiano volverá a la Fórmula 1 el año que viene, cuando muchos componentes del coche estarán congelados por norma. Pilotará una evolución del Renault actual, y por eso es fundamental para sus intereses que progresen durante esta campaña antes de dedicar todos sus esfuerzos al programa de 2022.