MOTOGP | GP DE ANDALUCÍA

Rins: "Ha sido la carrera más sufrida de toda mi vida"

"Faltando 7 vueltas es cuando he llegado al punto de máximo sufrimiento. Me dolía mucho el hombro y he pensado en volver a boxes", asegura el de Suzuki.

El box Suzuki recibió a Álex Rins en el box con una sonara ovación. El ganador de Texas y Silverstone de la pasada temporada sólo había sido décimo en el GP de Andalucía, pero este resultado llegó arrastrando una fractura-luxación en el hombro derecho que ya le impidió participar en la carrera del domingo pasado en Jerez. Con este esfuerzo titánico, ha rascado seis puntitos que a final de temporada le pueden venir muy bien...

-¿Su análisis de la carrera?

-Ha sido una carrera súper dura, la más dura de mi vida. Ya cuando he salido de boxes a la parrilla pensaba que no lo hacía, porque hacía muchísimo calor y no sabía si sería capaz de terminarla. He hecho una salida increíble, en la que he ganado muchas posiciones y luego he mantenido un ritmo más o menos constante. Faltando 7 vueltas es cuando he llegado al punto de máximo sufrimiento. Me dolía mucho el hombro y he pensado en volver a boxes. Si no lo he hecho es por todos los que me han apoyado este fin de semana, por mi equipo, los doctores, mis aficionados y mi familia. Así que acabar en el top 10 hoy es para estar muy orgulloso.

-¿Le ha sorprendido lo que ha llegado a aguantar?

-Sinceramente, sí. Me ha sorprendido lo que he sido capaz que hacer hoy. Es que había momentos en que sentía muchísimo dolor en cada curva y no descansaba. Pensaba que no podría terminar, pero lo he dado todo para llegar al final.

-¿Cuál es su plan a partir de ahora?

-Antes de regresar a mi casa de Andorra, mañana pasaremos por Barcelona y me haré unas pruebas con el doctor Mir. En principio, y si no hay cambio de planes, no haremos ninguna operación porque la fractura es pequeña y el hombro lo puedo mover bien. Así que dejaremos que la fractura suelde sola.

-¿Este décimo sabe cómo un podio?

-A este décimo le doy mucho valor, porque hemos sufrido en cada entrenamiento. Y era un dolor feo, porque me inhibía la fuerza. He acabado gracias al empujón que he dado por dentro, pero he sufrido muchísimo. Ha sido la carrera más sufrida de mi vida.