MOTOGP | GP DE ANDALUCÍA

El verdadero anti-Márquez es Quartararo, no Maverick

Paso adelante del francés para firmar su segunda victoria consecutiva en Jerez, de nuevo con Viñales segundo y Rossi tercero.

La del GP de Andalucía era la carrera perfecta para saber quién está en disposición de destronar este año a Marc Márquez, si es que alguien lo consigue porque, aunque el campeón fuera baja hoy por lesión, reaparecerá en Brno aún con posibilidades matemáticas al quedar 11 carreras por delante como mínimo. Y el que ha dado un rotundo paso adelante ha sido Fabio Quartararo, que ha logrado con una autoridad insultante su segunda victoria consecutiva en Jerez.

El galo ha dejado claro que, si hay un anti-Márquez, etiqueta se le ha colocado en el pasado a él y a Maverick Viñales alguna vez, ése es Fabio y no Maverick Viñales, que ha firmado una carrera más decepcionante que la que indica su segundo puesto final, a cuatro segundos y medio en meta de su compañero de fábrica. En el día D y a la hora H hizo una carrera repleta de luces y sombras, para terminar en una dolorosa segunda plaza. Al oficial de Yamaha le ganó desde la salida el satélite Quartararo, que esta vez sí supo aprovechar su posición en la pole para salir líder del primer viraje. Viñales hubo de conformarse entonces con la segunda plaza, lo que tampoco estaba mal, pero perdió cualquier opción de victoria antes de completar la primera vuelta…

Mack intentó superar al francés en el viraje de entrada a meta, pero lo hizo colado, así que Fabio recuperó inmediatamente el liderato y Valentino Rossi también aprovechó para superarlo. Hubo momentos en los que pareció que El Doctor estaba haciendo de tapón para el español, pero que va, con el paso de las vueltas perdió comba con el italiano y le acabaron pasando en poco más de una vuelta Bagnaia, Miller y Morbidelli. Por fortuna para el catalán, y con mucha suerte también, diversos incidentes por delante le hicieron ganar muchas posiciones: la caída de Miller, la avería en la M1 de Morbidelli, la bajada de rendimiento de Rossi en la segunda parte de la carrera y la rotura del motor de la Ducati de Bagnaia cuando tenía asegurado el segundo puesto y su primer podio en MotoGP.

Todo eso le permitió al gerundense luchar con su compañero por la segunda plaza del podio. Se la acabó adjudicando con un segundo de ventaja y con mucho sacrificio, porque El Doctor le cerró la puerta muchas veces de maravilla, sobre todo frenando mejor que su rival. Lo intentó una primera vez en la curva de entrada a meta, pero lo hizo colado. El hachazo definitivo llegó a dos vueltas del final, con un precioso interior en la curva 9 (Nieto). Fue la manera de salvar una carrera súper irregular, en la que dice que sufrió mucho por el calor y que le deja a 10 puntos del sólido líder de MotoGP, porque Quartararo empieza a dar miedo, y con 40 puntos de ventaja sobre Márquez.

Fuera del podio se quedó Nakagami tras un gran fin semana para él. Ese cuarto hace justicia, justo por delante de un Mir que cualquier día explotará para bien. El top ten lo completaron Dovizioso, Pol, Álex Márquez (buena remontada del 21º al 8º, aunque favorecido por mucho abandono), Zarco y Rins. ¡Sí, Rins! El de Suzuki las ha pasado canutas durante todo el fin de semana, por la fractura-luxación sufrida en el hombro derecho hace ocho días, y se las ha apañado para rascar seis puntazos en el infierno de Jerez, porque han corrido rozando los 60 grados en el asfalto.

Otro héroe fue Crutchlow, que operado del escafoides el pasado martes fue capaz de concluir la carrera en decimotercera plaza, previo paso por boxes. Los que no acabaron por caída fueron Binder, Petrucci, Miller, Aleix, Lecuona y Oliveira. Por avería se quedaron en el camino Bagnaia y Morbidelli.

Ah, y para cerrar recordar que Rossi lleva ya 199 podios, a sus 41 años, y que continúa siendo Patrimonio de la Humanidad, acabe como acabe, pero mucho mejor verle en posiciones de cabeza, claro.