MOTOGP | GP DE ESPAÑA

A Rossi se le repiten los problemas de 2019 en la M1

“No he sido rápido y por la tarde, con calor, me ha costado incluso más. No me siento a gusto con la M1, no entro rápido en curva y soy lento en salida”, dice.

A Rossi se le repiten los problemas de 2019 en la M1
JAVIER SORIANO AFP

Declaraciones preocupantes para los numerosísimos rossimaníacos del mundo las manifestadas ayer por Valentino Rossi al acabar la primera jornada del GP de España. Al italiano se le repiten ahora, en el arranque del curso 2020, los mismos problemas del año pasado en su Yamaha, y ya se sabe que entonces El Doctor firmó los peores resultados que se le recuerdan, con dos únicas visitas al podio, en calidad de segundo, en Argentina y Texas.

Ojo a lo que dijo al bajarse de su M1 y al comentarle que Quartararo decía que esta Yamaha 2020 le parece más difícil que la del año pasado: "No sabría decir si tiene razón, sinceramente no noto grandes diferencias. Es una moto que todavía es joven, y falta hacerle kilómetros para encontrar la mejor puesta a punto. Mi problema es el mismo del año pasado: entro en problemas con la temperatura y el agarre del neumático trasero. No he sido rápido en ningún momento, y por la tarde, con calor, me ha costado incluso más. No me siento a gusto con la M1, no consigo entrar rápido en curva y soy lento en salida”.

El italiano deja claro que no es un problema suyo de falta de forma ante el duro calor jerezano y por ser un viejo rockero de 41 años: “El año pasado en Sepang fui rápido, mientras que en Valencia, donde hacía más frío, lento. Todo depende de cómo trabajan las gomas. Físicamente me siento bien, en Italia hacía calor, así que estoy habituado a este clima”.

El #46 se ha dejado muchos deberes para la segunda jornada del GP de España: “Por lo menos hemos conseguido mejorar en frenada. Sin embargo, no hemos conseguido nada en salida de curva, y encima está todo muy apretado, por la tarde he sido un segundo más lento que el primero y estoy antepenúltimo. Las FP3 son muy importantes, hará falta meterse entre los diez primeros, pero será difícil considerando mis prestaciones. Llevo muy poco tiempo con David (Muñoz, su nuevo jefe de mecánicos), es nuestra primera carrera juntos, y tenemos que tratar de entender juntos mis problemas”.