MOTOGP

Ducati se refuerza

La fabrica italiana probó durante tres días en Misano y volvió a innovar en la aerodinámica además de implantar una pinza delantera de Brembo.

Ducati prepara el ataque
Ducati Corse

Tuvieron que bajar la persiana debido a la crisis del coronavirus, pero eso no significó que las fábricas aparcasen el trabajo. Con todo a punto para comenzar la temporada y el objetivo de destronar a Márquez después de tres años consecutivos quedándose con la miel en los labios, en Borgo Panigale han seguido investigando cómo mejorar la Desmosedici para volver a encumbrarse y las últimas pruebas que realizaron con su probador, Michele Pirro, en Misano, les han dado la seguirdad de que "los pilotos de Ducati estarán listos para el primer evento en Jerez". Así resume el italiano los tres días en la pista transalpina, donde fueron las mejoras aerodinámicas y un sistema de frenos delantero los motivos de esa convicción.

"Podemos estar en los niveles más altos de competitividad", continuaba Pirro en ‘GPone.com’, después de tres jornadas que les han “permitido recuperar la confianza con la moto”. Los test no les dejaron muy buenas sensaciones, como confirma el italiano “quedaron pendientes algunos aspectos”, y ahora parece que sí comenzarán con la confianza de haber encontrado un camino en el que ser competitivos. En su afán de innovación y revolución aerodinámica, la sorpresa llegó con una ampliación del carenado de la rueda delantera que cubre la horquilla, con el propósito de terminar con el flujo perturbador que genera la rotación de la llanta, además de mejorar la extracción del aire que se dirige al sistema de enfriamiento.

En cuanto a la parte trasera, también implementaron un transportador de flujo de carbono que actúa junto al deflector bajo del basculante y las cubiertas semilenticulares de la rueda trasera aunque en esta ocasión, gran parte del protagonismo fue adquirido por la pinza delantera de Brembo. Este elemento, fabricado en aluminio, ha permitido desechar material de esa zona sin que afectase a la rigidez del sistema pero además, también ha sido pensado para que actúe como radiador y optimice el rendimiento, mejorando el enfriamiento de la pinza y aportando una mayor fiabilidad que, a partir del 19 de julio, se pondrá a prueba junto al resto de monturas. Pese a que llegarán completamente a ciegas a Jerez respecto a sus otros rivales, la confianza desde Bolonia es plena y podrían volver a revolucionar una parrilla que espera impaciente la primera cita del año.