MOTOGP

"Una caída en MotoGP cuesta entre 15.000 y 100.000 euros, no existe la de 2.000 euros"

El ingeniero de Crutchlow desvela el daño económico: "Un juego de discos de frenos de carbono son 10.000 euros y si la moto va a la grava puede arruinarlos"

"Una caída en MotoGP cuesta entre 15.000 y 100.000 euros, no existe la de 2.000 euros"

Entre los asiduos a moverse en moto hay una frase lapidaria, y por desgracia muy real, que dice que sólo hay dos tipos de moteros: los que se han caído y los que se van a caer. En MotoGP ninguno se libra de saber a la perfección lo que supone irse al suelo con estas auténticas bestias que alcanzan velocidades punta más rápidas que los F1. Buscar el límite te acerca a probar el suelo. Cuando un piloto sufre un accidente la principal preocupación, lógicamente, es el estado físico, pero tras comprobar que todo está bien llega otro quebradero de cabeza para los equipos: la reparación de la moto y la cuantía.

Porque... ¿cuánto cuesta reparar una MotoGP? Christophe Bourguignon, ingeniero de Cal Crutchlow en el LCR Honda Castrol, ha puesto precio a los 'arrastrones' del británico de 34 años, que pilota una Honda exactamente igual a la del campeón Marc Márquez, en la web francesa 'Paddock GP'. "Alquilamos dos motos para Cal por dos millones de euros al año y ahí están incluidos los costes de desarrollo y el valor de los ingenieros de HRC que nos siguen en cada carrera. Puede parecer una gran suma, pero hay muchos recursos humanos involucrados".

Bourguignon con Crutchlow.

Precio que incluye recambios, pero "puede causar problemas si durante un fin de semana tienes caídas importantes". El francés lo explica más gráficamente: "Una caída con una MotoGP puede costar entre 15.000 y 100.000 euros, aquí la caída de 2.000 euros no existe. Con suerte todo lo que tenemos que hacer es cambiar algunas piezas que tenemos en stock y seguir adelante, pero un gran accidente, o incluso la cadena de algunas pequeñas caídas consecutivas, puede causar problemas de inmediato ya que, por ejemplo solo tenemos cinco tanques de combustible en stock. Lo mismo ocurre con escapes o radiadores. Si solicito una pieza a HRC, hay un tiempo mínimo de producción y entrega, que puede durar hasta cinco o seis semanas".

Los aficionados ven normal caídas en las que el piloto se levanta rápido y regresa a la montura, pero la mñas mínima supone un estropicio como explica Bourguignon: “Las MotoGP son pesadas y muy rápidas, por lo que no hay una pequeña caída. Si pierde la rueda delantera al menos dañará el carenado, la mitad del manillar y muchas otras piezas de carbono. Un juego de discos de frenos de carbono cuesta 10.000 euros y cada vez que la moto cae en la grava puede arruinar los discos... pero no puedes arriesgarte a mandar a un piloto a la pista con una moto que supera ampliamente los 300 km/h con frenos en los que no confía, por lo que los cambiamos cada vez. Si hablamos de llantas de magnesio, un conjunto cuesta alrededor de 4.000 euros. Como los neumáticos Michelin son delgados y poco protectores, a menudo estamos obligados a cambiarlas, incluso con mínimas caídas. Y no hay una sola pieza electrónica que cueste menos de 1.000 euros".

Con buen humor, Bourguignon también resalta piezas que raramente se sustituyen: "Hay piezas sólidas en las motos. Las pinzas de freno se cambian muy raramente, al igual que el motor. Toco madera porque tenemos un número limitado de motores en la temporada, pero hasta donde puedo recordar, nunca reemplacé un motor debido a una caída. Está bien protegido, incluso tras un gran accidente en el que tuvimos que cambiar el 90% de las piezas de la moto, el motor estaba intacto".