MOTOGP

Lorenzo: "Estoy enamorado del documental de Jordan"

"Si tuviese que haber un Jordan en las motos, sería Rossi, pero si Marc consigue más títulos que él eso se vería discutido", afirma el mallorquín.

Lorenzo: "Estoy enamorado del documental de Jordan"
@Lorenzo99

‘The last dance’, el documental de Michael Jordan, está arrasando en época de confinamiento a nivel mundial y uno de los que espera impaciente a que cada lunes lleguen dos nuevos capítulos es Jorge Lorenzo. El pentacampeón asegura estar “enamorado” del serial sobre el mítico 23 de los Bulls y lo comenta para AS, dejando claro que “a día de hoy Rossi es el Jordan de las motos”, pero también que Márquez podría discutir eso si consigue pasarle en títulos (tiene ocho a sus 27 años por los nueve del italiano).

“Estoy enamorado del documental de Michael Jordan. Me encanta. No sé si es mi preferido de todos los que he visto, pero por ahí andará. Es impresionante la calidad que tiene y las imágenes que han conseguido recoger de esa época. Me tiene enganchado. Cada lunes estoy esperando a que lleguen los capítulos nuevos. Quiero ver sólo un capítulo, pero al final caen los dos. Y luego me los vuelvo a ver otra vez, y eso nunca me ha pasado con ningún otro documental. Además, como estoy mejorando mi inglés, me viene muy bien verlo en versión original. Me pongo los subtítulos la segunda vez y voy aprendiendo, porque así me entero de más cosas”, empieza diciendo el ya retirado piloto de MotoGP.

Al preguntarle qué es lo que más le engancha, asegura que “todo, porque está muy bien hecho y la música está muy bien metida. Es ideal para los que nos gustan los mitos del deporte. Y descubres cosas que no sabías de los Bulls y la importancia de algunos jugadores. Yo no soy un gran apasionado del basket y conozco cosas por encima, pero con esto te enteras y conoces a más jugadores, dándole más importancia a Scottie Pippen y Dennis Rodman, por ejemplo, pero sobre todo descubres cosas de Jordan”.

Al pedirle que sitúe a MJ en el olimpo de los dioses del deporte, él creeque “están Michael Jordan, Muhammad Ali y Ayrton Senna. No sé con cuál me quedaría entre Jordan y Ali, porque la personalidad de Ali me encantaba. Digamos que Ali era más único y muy inteligente a la hora de hablar y que Jordan lo tenía todo. Tiene planta, era guaperas, vacilón pero con estilo, elegante, sabía vestir, tenía clase… Tanto uno como otro, en el ring y en la cancha fueron los mejores durante mucho tiempo. Los mates de Jordan y la manera de bailar de Ali en el ring eran cosas únicas. Para mí ellos dos son los más grandes de la historia”.

Le preguntamos si reconoce en Air Jordan alguna característica suya. Encuentra una: “Cuando veo el documental me veo reflejado en la autogestión, en la manera automotivarse y el inventarse, entre comillas, algún enemigo o dimensionarlo de manera más grande para que sirva para hacerlo mejor en la siguiente carrera. La autogestión para conseguir los objetivos me ha llamado la atención, porque me recuerda a muchos momentos de mi carrera”.

Lo que Lorenzo más destaca del estadounidense que no tiene él cuenta esto: “Él tiene seis anillos y a mí me gustaría tener seis títulos de MotoGP. Yo fui el mejor quizás tres o cuatro años y él lo fue durante más tiempo. Además, es indiscutible que fue el mejor de la historia. Yo puedo estar entre los más grandes, pero es más discutible”.

Una de las cosas que más llama la atención al espectador común es la manera en la que Jordan exprimía a la gente de su alrededor. Entre campeones eso sorprende menos: “La gente que no ha sido deportista o no es competitiva puede tener la impresión de que Jordan era un tirano, pero todo lo que hacía Jordan tenía una razón y su objetivo era ganar el campeonato. Y para tener más opciones de ganarlo tenía que actuar de esa manera. Estoy seguro de que, si hubiera habido premio a ser el mejor compañero, él se lo habría llevado, pero el mayor premio era ganar el título y tenía que elevar el nivel de los compañeros para lograrlo. Eso sólo podía conseguirlo exigiéndoles el máximo a sus compañeros, y lo conseguía aunque tuviera que hacerles pasarlo mal o humillarles. Por eso muchos dicen que en la cancha era un tirano, en el buen sentido, y que fuera de ella era un buen compañero”.

En El último baile queda constancia perfectamente de que Isiah Thomas fue su mayor enemigo, al punto de insultarle y continuar despreciándole con el paso de los años. ¿Tuvo Lorenzo su particular Isiah Thomas? Su respuesta: “No está claro si a Thomas le vetó Jordan o entre todos para el Dream Team de Barcelona 92. Yo he tenido a tres rivales por encima de los demás. En 250 y principios de MotoGP, tuve uno muy fuerte con el que la rivalidad se trasladó incluso fuera de la pista, que es Dani Pedrosa. Luego me puse como objetivo intentar alcanzar el nivel de Valentino Rossi y ganarle con su misma arma, lo que hizo también que tuviéramos algunas guerras en la pista y fuera de ella. Y a partir de 2013, cuando vino Marc Márquez a MotoGP, él fue el tercero”.

¿Con cuál de ellos tuvo peor relación personal? De Márquez no tiene mucho que decir, pero sí de Dani y Valentino: “Pedrosa en la época de 250, cuando íbamos con Honda los dos, había mucha tensión ahí, mucha. Entre nosotros dos, entre nuestros managers y mediáticamente se alimentó mucho esa tensión. Y más tarde con Rossi, en Montmeló 2009, tuvimos una guerra de titanes hasta la última vuelta, como se vio luego en la celebración de su equipo con la victoria, que era más grande de lo normal. Pedrosa y yo no nos veíamos fuera de la pista y nos comunicábamos más a través de la prensa. Era tal el pique que ni nos saludábamos ni nada”.

Ojo al elogio que tiene para Rossi el balear: “Agostini es el que más títulos ganó, pero para mí, y hasta ahora, Rossi era el más importante por todo lo que ha significado para el motociclismo. Si tuviese que haber un Jordan en las motos, sería Rossi, pero claro, si ahora Marc consigue más títulos que él eso se vería discutido en el futuro. A día de hoy Rossi es el Jordan de la motos”.

¿Y quién sería él? Le sugerimos en broma que Dennis Rodman. “Yo no soy tan excéntrico como Rodman. Tengo esa parte, pero menos desarrollada”, asegura antes de ser más concreto: “Podría ser un Larry Bird o Magic Johnson, aunque mi personalidad está más con Lebron James, porque es un ganador y tiene una actitud más fuerte”. Y también levanta pasiones y odios, le sugerimos, tal como pasaba con él, a lo que reconoce que “puede ser”, antes de acabar una conversación atípica, pero fantástica, con esta leyenda de las motos.