FÓRMULA 1

Una carrera tan exótica como incierta y rentable para la F1

El GP de Vietnam debía celebrarse hoy en Hanói tras una inversión y un acuerdo multimillonario por diez temporadas con Liberty. Su presencia en 2020, una incógnita.

Una mujer lleva una mascarilla frente al póster que anuncia el GP en Hanói.
NHAC NGUYEN AFP

Hoy debía celebrarse el primer GP de Vietnam, pero sin gente por las calles es una utopía pensar en la competición. La cita fue inevitablemente pospuesta, sine die, dentro de la sucesión de aplazamientos que vivió la Fórmula 1 después del GP de Australia. El problema es que en este caso la pandemia del COVID-19 no afecta a una prueba consolidada, sino a un evento que debía despegar ahora. Durante los últimos años, y más a fondo en los últimos doce meses, Hanói se ha preparado para albergar la carrera construyendo instalaciones y gradas y habilitando un trazado urbano de 5,6 kilómetros, 23 curvas y rectas en las que un monoplaza puede superar los 340. kilómetros por hora.

Inspirado en Suzuka, con aires de Bakú más el apoyo del diseñador Hermann Tilke, no han trascendido los números a los que asciende la inversión inicial. La iniciativa parte de un promotor privado, Vingroup, impulsado del alcalde de la capital del país. Se trata del primer evento nuevo que firmó Liberty Media desde que adquirió la Fórmula 1 y las cifras del canon, según Financial Times, eran estratosféricas: su primera carrera debía rondar los 27 millones de euros, pero han firmado un acuerdo por diez años (o diez grandes premios, habrá que verlo) y se estima que la media de ingresos anuales para el Mundial será de unos 55 millones de euros. Por tanto, el ‘fee’ de las últimas carreras de esta serie se acercará a 70 millones.

Instalaciones del Circuito de Hanói, en febrero.

No es Vietnam un país alabado internacionalmente por su transparencia y reconocimiento de los derechos humanos. Según la ONG ‘Humans Rights Watch’, Vietnam “restringe todos los derechos básicos civiles y políticos, incluyendo la libertad de expresión o asociación”. Se trata de una dictadura comunista, si bien en el último lustro buscan una apertura internacional a través del turismo. Entienden que la F1 es la plataforma ideal, ya la han utilizado anteriormente países como Azerbaiyán, Bahréin o Abu Dhabi.

El calendario de 2020

¿Habrá GP de Vietnam en 2020? La lógica y la logística no lo convierten en aconsejable, pero algunas fuentes del paddock dan por hecha su celebración. No es una carrera sencilla, hay que enviar contenedores de material por vía marítima, con meses de antelación, y aérea, con semanas. Además se trata de un país nuevo y promotor nuevo, sin la experiencia de años anteriores, un clima tropical incierto… en una temporada de mínimos, sería más fácil encajar pruebas europeas que asiáticas. Pero su enorme aportación económica la acercan de nuevo al calendario, quizás en el verano septentrional. Todo dependerá de cuándo se supere la emergencia sanitaria. Mientras tanto, el circuito espera compuesto, pero sin carrera.